Nagorno Karabaj



  • Yo no sólo lo leo sino lo conozco y es mi amigo y sabe ese hombre lo que nadie así se los pongo.



  • Un pequeño pero interesante análisis de las fuerzas acorazadas enfrentadas

    https://www.youtube.com/watch?v=M4KSJ2lvHuM



  • Mas allá de los juegos de videos de la play, hay que hacer un serio análisis estratégico y político, y ver como se desarrollan las acciones y en cuanto afectan a Rusia y a Turquia, porque los demás son simplemente "títeres..."
    Y es que, estoy viendo que se toman las cosas de una manera muy estática y mirando un equilibrio (o desequilibrio) de fuerzas, de acuerdo a lo que tienen en este momento en juego ambos bando...Por un lado la coalición turco-azerí… y por el otro la débil oposición de Armenia…Claro esta, en los números es la mitad de fuerzas…o aún peor con la entrada de Turquía, una 3º, 4º o 6º parte del frente azerí… Pero es un error mirar las cosas de esa manera…
    Hay un actor (Rusia) mirando pacientemente, como ya ocurrió en el pasado en Siria (y eso era aún mas lejos de su frontera), que tiene la costumbre del oso, (le pateas varias veces el traste y no pasa nada…hasta que se despierta…).
    Putin sabe muy bien que mas allá de los intereses y tratados que pueda tener en Armenia y Azerbaiyan, hay algo que no va a permitir…y es el reforzamiento y la contaminación del islamismo dentro de sus fronteras, porque esa está relacionado directamente con la guerrilla separatista e islámica alentada desde Turquía e Irán, como ocurrió en Chechenia, Beslam o Ingusetia…… O sea que le vuelvan a desestabilizar y “prenderle fuego” al sur de Rusia, como ocurrió en la década de los 90 y 2000 ((y que además fue una de las causas de la explosión de la URSS y el motivo de su intervención en Afganistan…) y no va a permitir que la guerrilla islamista del pasado vuela a su territorio, porque para eso fue a combatir a Siria (mas del 15 o 20 % de los terroristas del ISIS eran de procedencia ruso-checheno), mas allá de si le gusta o no le gusta Armenia…
    Hasta ahora, esta tratando de ver conque cartas juegan los contendientes, pero si llega a “levantarse de la silla” y empiezan los rusos a jugar también ellos en esa mesa, tengan por sentado, que Turquía se retirará del juego, ya que sus intereses (de verdad) estan en el sur de su país (Siria) y no en el norte, donde incluso la sola molestia de Rusia, puede causarles muchos problemas a los turcos…tanto económicos como militares…
    Ojo…para Rusia es crucial esa frontera sur del Cáucaso, y para Turquía, si bien no es una cuestión menor, su prioridad es no debilitar su frontera siria…(no sea cosa que mientras miran al norte, reciban de los rusos una puñalada por el sur...) Por eso pregunto ¿En que momento entrerá Rusia al juego...y hasta donde esta interesada Turquía a en apoyar a Azerbaiyan...??
    Y una segunda pregunta...¿dado el caso de que Rusia entre en juego, de que lado juega Irán...?? ...ojo que también a los turcos por su frontera oriental, les pueden surgir "algunos problemas" (no va ser cosa, que en estos "milagros" de la vida, "también" a los kurdos se les ocurra, recuperar el territorio perdido a manos de los turcos hace un año...¿que mejor oportunidad...??



  • Y para dar mas ejemplos, un importante análisis del periódico francés La Tribune

    alt text

    ¿Morir por los Artsakienses de Stepanakert?

    El congelado conflicto en Nagorno-Karabaj (así se llama comúnmente a la República de Artsaj, autoproclamada hace casi treinta años) acaba de reanudarse con una intensidad sin igual desde los combates de principios de la década de 1990, que dejaron 30.000 muertos. Considerar estos enfrentamientos en el sur del Cáucaso como un asunto que no nos concierne a los europeos sería un grave error. De hecho, lo que está en juego es considerable: político, estratégico, geopolítico, diplomático, táctico e incluso industrial.

    Francia no debe ignorar a Nagorno-Karabaj
    Desde un punto de vista histórico-político, Francia no puede ignorar el destino de las poblaciones armenias, que buscan desde hace más de un siglo la protección de un Estado contra el odio genocida de los pueblos turcos que lo rodean. Curiosamente, el apego a los armenios goza de un consenso en Francia que trasciende todas las divisiones políticas. Su inclusión en una ley concisa promulgada en enero de 2001 ("Francia reconoce públicamente el genocidio armenio de 1915", firmado Chirac y refrendado Jospin) y la criminalización de su negación o trivialización en 2016 también son consenso.

    Nuestros conciudadanos de origen armenio se cuentan por centenares de miles y, si no es un electorado homogéneo, siempre se ha beneficiado de la solicitud de la izquierda en general y del Partido Comunista en particular. De hecho, la Rusia soviética ofreció a los armenios, que no habían emigrado ni sido deportados, la protección esencial que necesitaban para no ser definitivamente exterminados. La Resistencia francesa sabe lo que le debe a las redes de inmigrantes armenios que lucharon en particular junto al FTP. Igualmente notable es el reconocimiento casi unánime en Europa del genocidio armenio, habiendo el propio Bundestag teniendo el inmenso coraje en 2016 de reconocer la complicidad alemana debido a la presencia de muchos asesores militares alemanes a la

    También hay, entre Francia y Armenia, una lejana similitud debido al antiguo bautismo de su nación. Pero, a medida que el Imperio Romano se derrumbó en el oeste, se hizo más fuerte en el este, especialmente contra los sucesivos reinos de Armenia, que todavía tenían que luchar contra los invasores turcos y, en última instancia, no debían su salvaguardia. que el imperialismo persa. Los armenios, que se convirtieron en vasallos del Sha persa, siempre se han mantenido leales a las dinastías que reinaron en Tabriz y luego en Isfahan, mientras que los persas rechazaron el Islam sunita para respaldar el chiismo en desafío a los turcos. Es cierto que algunas fuentes creen que la dinastía safávida, que impuso el chiísmo en Persia, era de origen kurdo.

    ¿Cómo nos afecta esta vieja historia?
    Más allá de cierto romanticismo, ¿pueden las disputas seculares del Cáucaso Meridional afectar nuestra seguridad? ¿Puede Francia influir en el desarrollo de una crisis cuyas raíces son tan profundas? Claramente, hasta la fecha no se puede intervenir militarmente como si la crisis se desarrollara en África, donde el Consejo de Seguridad de la ONU no dudaría en pedir a París que cese los combates. En el Cáucaso Meridional, el poder militar y diplomático capaz de intervenir es Rusia.

    La zona de combate está ubicada en el territorio de una ex república soviética y Moscú mantiene intensas relaciones con los beligerantes, aunque solo sea como el principal proveedor de sus arsenales. Como sabemos, a Rusia le gustan estos conflictos congelados en su "exterior cercano" , que le permiten, como en los días de los soviéticos, cuando el Comisario del Pueblo para las Nacionalidades se llamaba Stalin, dividirse y reinar. Dicho esto, el poder ruso probablemente se vea obstaculizado hoy por los acontecimientos en Nagorno-Karabaj, que se intensifican hasta el punto en que Moscú está perdiendo el control.

    Si no está en Moscú, ¿quién se beneficia del crimen? Derrotado en Siria por la intervención rusa, obligado a abandonar Fayez al-Sarraj en Libia, en declive en el Mediterráneo oriental debido a la firmeza francesa, desafiado internamente debido a una profunda crisis económica, el presidente El turco Erdogan sin duda ve la apertura de un nuevo frente contra sus socios rusos como una oportunidad para recuperar algo de credibilidad. Todo lo que despierte las brasas del nacionalismo turco (y pan-turco) es bueno para recuperar la popularidad, y Armenia es un adversario a su alcance.

    La historia es más trágica que lógica
    Sin embargo, Ankara es consciente de que Rusia está vinculada a Armenia por una alianza defensiva. Por tanto, el ejército turco no intervendrá en suelo armenio, por miedo a provocar una respuesta inmediata de las fuerzas rusas, que están estacionadas permanentemente en Armenia. Por otro lado, las autoridades turcas muestran su apoyo a Azerbaiyán y le brindan un apoyo militar, aún discreto pero real y efectivo. Es cierto que Bakú afirma estar dentro de sus derechos. La República de Artsaj es una entidad separatista que no es reconocida por ningún estado excepto otras entidades separatistas del antiguo espacio soviético. Incluso Ereván, la capital armenia, no reconoce formalmente a Stepanakert, la capital del territorio separatista poblado por 150.000 habitantes, que se llaman a sí mismos armenios, pero legalmente no lo son.

    El principio de la intangibilidad de las fronteras se confronta, aquí como en otros lugares, con el del derecho de los pueblos a la libre determinación. La teoría de la no injerencia choca con la obligación de proteger a las poblaciones en riesgo de muerte. En la práctica, cuando la ley es inoperante, usted decide. Ya sean las guerras coloniales o la implosión de Yugoslavia, la guerra de liberación, civil o extranjera, ha permitido encontrar una solución, la mayoría de las veces en el sentido de la balcanización de las zonas de conflicto. En este sentido, el conflicto de Nagorno-Karabaj sirvió de matriz para el de Kosovo y, lógicamente, el resultado debería ser el mismo. Pero la historia suele ser más trágica que lógica, y sin duda se necesitarán más miles de muertes,

    La OTAN está fuera de juego
    Sin embargo, el contexto geoestratégico es hoy muy diferente al de los Balcanes a fines de la década de 1990. Primero, la alianza atlántica, luego unánime en la intervención en Kosovo a pesar del bloqueo del Consejo de Seguridad de la ONU, es de ahora en adelante, si no en un estado de "muerte cerebral", al menos profundamente dividido. El consenso requerido a nivel político sería imposible de lograr. En segundo lugar, Rusia consideraría la intervención occidental en su "exterior cercano" como un casus belli.. Azerbaiyán no está, como Serbia, rodeado por la OTAN. No se trata de que Bakú, en la órbita de Ankara, se una a la OTAN. También sería un casus belli para Irán, que temería el cerco. De hecho, la OTAN intervendría a la inversa de su compromiso en Kosovo, donde la responsabilidad de proteger había justificado los bombardeos occidentales contra Serbia. Por lo tanto, la OTAN está fuera de juego.

    En el caso de la agresión de Armenia contra Turquía, por ejemplo en respuesta a un compromiso turco demasiado obvio con el lado de Azerbaiyán, Ankara podría solicitar la ayuda de los aliados en virtud del artículo 5 del Tratado de Atlántico Norte. Pero, contrariamente a la opinión popular, la activación del artículo 5 en caso de agresión no es automática. El territorio de Turquía, incluido el Cáucaso, está bien cubierto por este artículo en virtud del protocolo de adhesión de 1951 que modificó el artículo 6, pero el Consejo del Atlántico Norte, el órgano político de gobierno de la alianza, podría considerar que no se cumplen las condiciones para la implementación del artículo 5, en particular en el punto esencial de la legítima defensa colectiva. Es probable que el Atlantic Alliance ve a las fuerzas armenias como un rival para el ejército turco. Por supuesto, sería diferente con una intervención rusa en suelo turco.

    Ankara ilegítima para una misión de resolución de conflictos
    Sin lanzarse a escenarios geopolíticos ficticios, la crisis del Cáucaso Sur ilustra tanto los riesgos teóricos de una alianza automática como las características prácticas de la alianza atlántica, que ofrece una alianza multilateral regida por el consenso, es decir, una marco legal y político mucho menos rígido que un sistema de alianzas bilaterales. En consecuencia, Francia nunca está teóricamente obligada, en el marco de la OTAN, a lanzarse a guerras que no son las suyas. Pero para poder vetar una decisión mayoritaria, necesitamos una herramienta militar creíble en general y una inteligencia militar autónoma en particular. Esto supone una inversión constante en el presupuesto de equipamiento de los ejércitos. Dicho de otro modo,

    Si Rusia no quiere hacer nada, si la OTAN no puede intervenir, ¿quién podría cortar el nudo gordiano? ¿Deberíamos dejar la gestión de la crisis a los turcos? Al denunciar públicamente el traslado a través del territorio turco de 300 yihadistas sirios al teatro del conflicto en Azerbaiyán, el presidente Macron acusó implícitamente a Ankara de apoyar el terrorismo internacional. Es una acusación muy grave, pero tenía razón al hacerlo. Por lo tanto, para París, Ankara es ilegítimo para verse investido por la comunidad internacional con una misión de solución de conflictos. El jefe de los ejércitos franceses no habría corrido ese riesgo diplomático si no hubiera tenido pruebas sólidas, proporcionadas por una capacidad autónoma de inteligencia militar.

    Israel en apoyo de Azerbaiyán
    Por el contrario, hasta que se demuestre lo contrario, el campo armenio no practica el terrorismo. El terrorismo armenio en los años 1970-1980 nació de la guerra civil libanesa, en la diáspora armenia del Medio Oriente. Si pudo haber sido manipulado por un estado, fue por Siria, y no por Armenia, que entonces no existía como un estado reconocido internacionalmente. Este terrorismo dirigido contra los intereses turcos y occidentales (como aliados de los turcos), incluso en suelo francés (como en Orly en 1983), también fue temido por Israel debido a sus vínculos con el movimiento palestino.

    Esto es quizás lo que explica la proximidad de Israel a Azerbaiyán, así como la desconfianza común hacia Teherán. El punto es que son las armas turcas (drones) e israelíes (municiones de guardabosques tipo Harop y Harpy) utilizadas por las fuerzas azeríes las que causan el daño más efectivo a las fuerzas separatistas.

    Francia privada de la defensa aérea del teatro
    ¿Qué puede hacer Francia? París, junto con Washington y Moscú, ha estado copresidiendo el "grupo de Minsk" desde 1992 (que no debe confundirse con los acuerdos de Minsk de 2014-2015 relativos a Ucrania) en el marco de la OSCE. Francia se beneficia así de una renta situacional heredada de la política exterior de Mitterrand-Gaullian. Pero, una anualidad, que se mantiene, en este caso por la inversión en la herramienta militar. Sin embargo, durante 25 años, el presupuesto de los ejércitos perdió más de un punto del PIB en beneficio de los "dividendos de la paz" . Ahora es el momento de que Francia reinvierta para recuperar su lugar a la vanguardia de las potencias pacificadoras.

    Por ejemplo, durante 25 años, el ejército francés apenas ha invertido en la defensa antiaérea del campo de batalla. Cuenta con sistemas antibalísticos y una eficiente defensa aérea, en particular de su grupo de ataque de portaaviones, pero a nivel táctico, las fuerzas solo cuentan con el sistema Mistral, disponible en diferentes versiones adaptadas a diferentes entornos laborales y optimizadas para amenazas convencionales. Contra los drones y las municiones errantes, que hoy causan estragos en Nagorno-Karabaj, están casi indefensos; o más bien, solo tiene sensores viejos y muy pocas armas. Esto nos impide en la práctica tanto armar el campo con una inferioridad táctica para restablecer un equilibrio de poder favorable al alto el fuego, como intervenir en la interposición.

    Por falta de capacidad, Francia debe pasar su turno
    Así, por haber querido ayer recibir los "dividendos de la paz" , Francia debe hoy dejar de ser pacificadora. Quizás se perderán miles de vidas cuando no podría haber sido de otra manera si Francia hubiera mantenido durante 30 años el nivel de inversión que aún le permitía aparecer entre las potencias con las que contamos.

    No es demasiado tarde para hacerlo mejor mañana, pero esta vez Francia tendrá que pasar su turno. Sin embargo, Armenia y Azerbaiyán son países amigos. Por ejemplo, Bakú sirvió como escala logística para las fuerzas francesas comprometidas en Afganistán. Francia no tiene ningún interés particular en la región. Aprovechando la retirada estadounidense y los demasiados conflictos de intereses rusos, al no ser parte en el conflicto, podría ser el árbitro imparcial. Simplemente carece de la herramienta militar capaz de mantener tal ambición.



  • Ante un nuevo cese del fuego "humanitario" así estarían las posiciones:
    Los avances azeríes no están confirmados.

    1.jpg



  • Estallan fuertes combates en el sur de Karabaj mientras las fuerzas azerbaiyanas intentan avanzar

    1.jpg

    Las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán están otra vez más al ataque en el sur de Karabaj, mientras sus tropas intentan apoderarse de más terreno del Ejército de Defensa de Artsaj (ADA) liderado por los armenios.

    Según los últimos informes del frente, las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán intentan avanzar al norte de Fuzuli, en medio de una fuerte resistencia del Ejército de Defensa de Artsaj.

    El Ministerio de Defensa de Armenia ha confirmado los enfrentamientos a lo largo del frente sur, pero especificó que el Ejército de Defensa de Artsaj está "desgastando" a las fuerzas azerbaiyanas esta tarde.

    “Continúan las intensas batallas en dirección sur. Nuestras unidades están “desgastando” al adversario ”, informó el Secretario de Prensa del Ministerio de Defensa de Armenia, Shushan Stepanyan.

    Antes de estos enfrentamientos, el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, anunció que el ejército de su país había capturado 11 aldeas de las fuerzas armenias.

    Estos supuestos avances de las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán se producen en un momento en que acordaron un alto el fuego humanitario en la región de Karabaj.

    A pesar de sus avances, Azerbaiyán afirma que no violó el alto el fuego humanitario y culpó a Armenia por la reanudación de las hostilidades en esta región.

    almasdar



  • Rusia tiene derecho a atacar a los mercenarios en Karabaj: Armenia

    09185409_xl.jpg

    El primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, indicó este lunes que Rusia está tomando medidas para combatir el terrorismo en Siria, que está lejos de sus fronteras, y que tiene derecho a responder a los militantes que se encuentran a 80 kilómetros de sus fronteras.

    El primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, dijo: "Los mercenarios de Siria que participan en la guerra en Nagorno Karabaj representan una amenaza no solo para Armenia, sino también para Rusia".

    Según Pashinyan, Rusia "tiene un derecho legítimo y una razón para responder a esta situación".

    “Para mí está claro que algunos de los derrotados (en Nagorno Karabaj) simplemente están siendo transportados a Rusia, porque creo que ven a Rusia como un enemigo, al igual que Nagorno Karabaj o Armenia”, dijo Pashinyan.

    Señaló que toda la pregunta era cómo continuaría todo el proceso: ¿Rusia esperará a que todos estos elementos sean transferidos a su territorio y comience una campaña contra el terrorismo?

    Pashinyan indicó que no sabe si la cuestión del lanzamiento de una operación antiterrorista directa en Karabaj se está discutiendo en el gobierno ruso o en los servicios especiales.

    Señaló que Rusia ha tomado medidas para combatir el terrorismo en Siria, que está muy lejos de Rusia, porque las acciones de los militantes y terroristas sirios representan una amenaza directa para su seguridad nacional.

    El Primer Ministro concluyó diciendo: “Ahora están a 80 kilómetros de las fronteras de Rusia. Esta es una situación completamente diferente y creo que Rusia tiene un derecho y una base legítima para responder a esta situación ”.

    https://www.almasdarnews.com/article/russia-has-the-right-to-attack-mercenaries-in-karabakh-armenia/



  • Rusia sabe (por experiencia en Siria) que ese tipo de gente, cuando se queda "sin trabajo y se aburre", es muy peligrosa...Aquí en Europa, ha regresado mucha de esa "mano de obra" desocupada y no cabe duda que muchos de ellos (acostumbrados a vivir pegando tiros todos los días) no encuentran algo que los "entretenga" como en Siria...
    A muchos de ellos, ahora el "señor don dinero", parece que les consiguieron nuevos laburitos....Y Rusia, sabe (y conoce) perfectamente por su pasado reciente en la región de chechenia, que esa gente cuando termine su trabajito y se desparramen por la zona, son un verdadero peligro...y no quiere allí a esos terroristas...
    Y si se "le calientan las orejas al oso", va a empezar a meter "cohetazos" a diestra y siniestra...(luego vendrán algunas organizaciones a reclamar por los DD.HH como pasa en Idlib.)



  • El causante de estos problemas es Turquía, que ya se enfrenta a la política de Rusia en Siria y Libia y ahora fomenta esta guerra en Karabaj y ¿hasta cuando Rusia será tolerante con Erdogan?
    Mientras EEUU y la OTAN, espectantes a ver si en algún momento se agarran.
    Creo que ahí está la cuestión, creo que Rusia quiere sacarle un aliado a la OTAN primero y por eso se carga de paciencia.



  • @BND el ´problema no es el "sultan" en si, si no quienes lo usan como carnada, la OTAN trata por todos los medios encender las fronteras rusas y la paciencia de el oso no es con el "sultan" si no con quien esta detras, USA intenta por todos los medios contener a rusia, por eso las sanciones,ataques en bielorusia,armenia,libia, rusia les trastoco los planes a la otan en siria y en sur america ellos solo les quieren devolver el "favor"creo que el odio occidental a rusia es congenito ellos saben algo que nosotros no y el sultan es en estos momentos alguien "util" para sus planes,solo que no lo controlan.


Log in to reply
 

11
Online

246
Users

198
Topics

3.2k
Posts