Hidrógeno Verde: la energía del futuro



  • Cuatro trenes a hidrógeno que se desarrollan en Europa

    Austria pone en funcionamiento su primer tren de hidrógeno con servicio regular de pasajeros
    alt text
    Tras completar con éxito las pruebas realizadas en el norte de Alemania entre 2018 y 2020, el Coradia iLint llega ahora a Austria
    https://movilidadelectrica.com/coradia-ilint-austria/

    Talgo Vittal-One, el nuevo tren de hidrógeno que estará listo en 2023
    alt text
    El tren comenzará las pruebas de validación de la tecnología de hidrógeno en vía en 2021
    https://movilidadelectrica.com/talgo-nuevo-tren-de-hidrogeno/

    Deutsche Bahn y Siemens entran en la Era del Hidrógeno
    alt text
    Se trata de un proyecto conjunto para desarrollar un nuevo tren regional y una estación de combustible específica. El sistema completo, desarrollado para impulsar la movilidad sostenible, tendrá una fase de prueba de un año.
    https://smartgridspain.org/web/hidrogeno/2020/11/24/deutsche-bahn-y-siemens-entran-en-la-era-del-hidrogeno/

    El primer tren de hidrógeno de Reino Unido está listo para funcionar en las vías principales
    alt text
    https://www.eliberico.com/el-primer-tren-de-hidrogeno-de-reino-unido-esta-listo-para-funcionar-en-las-vias-principales/



  • Chile esta aventajando a la Argentina en la carrera por el Hidrógeno Verde

    Hidrógeno Verde, el combustible del futuro que liderará Chile

    El H2 se ha convertido para Chile en un nuevo motor de desarrollo energético, con miras a establecer un liderazgo mundial en su producción. Es por ello que el sector privado y el público, se encuentran desarrollando diversas alianzas y estrategias comerciales, que permitan cumplir las metas internas en materia energética, pero sobre todo impactar en diversos campos a nivel internacional

    Durante los últimos años el Desierto de Atacama en el norte de Chile se ha posicionado como un destino turístico de alto interés mundial, lo que se evidencia en los diversos galardones obtenidos en este ámbito y también por la gran afluencia de turistas que cada año recorren sus diversos atractivos geográficos. Pero ahora, el desierto más árido del planeta camina también a asumir un nuevo desafío: la generación de Hidrógeno Verde, el combustible del futuro.

    El Hidrógeno Verde, o hidrógeno renovable, es el producido por electrólisis del agua a partir de electricidad proveniente de fuentes renovables, un proceso que no emite CO2 y que transforma el agua en moléculas de gases de hidrógeno y oxígeno. Se trata, entonces, de una fuente inagotable de energía limpia y sustentable, que permitirá impulsar varias industrias, pero que, sobre todo, permitirá la descarbonización del planeta.

    Tarea también asumida por el gobierno de Chile quien puso en marcha en 2019 el Plan de Descarbonización de la Matriz Eléctrica para el año 2040, a la vez que sumó, además, la siguiente meta: la Carbono Neutralidad para el año 2050.

    Es por ello que, en este camino, el Hidrógeno Verde o H2 cobra tanta relevancia pues se convierte en un soporte fundamental para alcanzar ambos desafíos, pero especialmente porque permite proyectar a Chile como un actor relevante en la generación mundial de este combustible.

    Diamante en bruto

    Esta frase ha sido usada en los últimos meses en Chile para intentar explicar el enorme valor que posee el territorio para adentrarse de lleno en la generación del H2, tomando en cuenta que la matriz energética se vuelve cada vez más renovable debido al privilegio de contar naturalmente con grandes recursos para producir energía solar y eólica.

    Y para comenzar a dar los pasos necesarios que permitirán establecer una alianza de trabajo sostenido y regulado es que nace en 2018 H2 Chile, la Asociación Chilena de Hidrógeno, cuyo principal desafío es acelerar la transición energética mediante la promoción del desarrollo de las tecnologías del hidrógeno. Y al mismo tiempo establece una clara visión económica basada en este combustible en Chile, posicionando al país como líder mundial en producción y exportación de Hidrógeno Verde.

    Al respecto, Andrea Moraga, socia fundadora y directora de la Asociación Chilena de Hidrógeno, comenta que “la variada gama de fuentes de energías renovables existentes en Chile, como el Desierto de Atacama, que se extiende a lo largo y ancho de cinco regiones geográficas y es la zona con mayor radiación solar en el mundo, y, por otro lado, la Patagonia, que cuenta con un excelente potencial eólico, con factores de planta superiores al 45%, además de otras fuentes renovables en el resto del país, permiten proyectar un potencial cercano a 1.800 GW, representando 70 veces la capacidad instalada actualmente en Chile”.

    “Esto hace que el precio de la energía en Chile favorezca la disminución en el costo de producción de Hidrógeno Verde considerablemente, dado que el precio de la energía eléctrica incide en más de un 60% de este costo. Se proyecta que al año 2030 el costo de producción de H2 Verde, a través de electrólisis, será inferior a 1,5 USD/kgH2, siendo el Hidrógeno Verde más competitivo del planeta”, agrega la directora de H2 Chile.

    A comienzos de este 2020, H2 Chile junto al Club de Innovación, en el contexto de la transición energética actual y con nuevos compromisos hacia la carbono neutralidad y el levantamiento de una estrategia de energías limpias y renovables, crearon y organizaron la Misión Cavendish. El objetivo de esta iniciativa es abordar los principales obstáculos en la introducción comercial del Hidrógeno Verde en Chile; reducir asimetrías de información; facilitar la coordinación entre actores claves; promover el desarrollo de estándares, el capital humano y estimular alianzas empresariales, para así mitigar los riesgos de inversión y adopción temprana.

    De este modo, se busca enseñar, sensibilizar y actualizar a los distintos actores para el desarrollo de proyectos colaborativos de gran impacto económico y social para el país a través de una iniciativa, que, además, cuenta con la colaboración del Ministerio de Energía de Chile, Corfo y la Corporación Alemana de Cooperación Internacional GIZ.

    “Misión Cavendish se desarrolló durante el primer semestre de 2020 (enero a julio), con más de 1.700 asistentes de 25 países, 43 speakers, tanto nacionales como internacionales, y en total fueron 16 horas de contenido abordando los cuatro pilares de la iniciativa: Actualizar, Entender, Sensibilizar y Llamar a la Acción”, nos explica Andrea Moraga.

    “Actualmente, se encuentra en desarrollo el programa Misión Cavendish Tour que, en base a los mismos pilares antes mencionados, busca aterrizar iniciativas a tres macro regiones del país, entendiendo que dada la geografía de Chile, una faja angosta y larga de tierra, en cada zona existen potenciales de energías renovables diferentes para la generación de H2 Verde, así como también, diversas las aplicaciones del hidrógeno en las industrias existentes en cada zona”, recalca la directora de H2 Chile.

    Por su parte, Eduardo Bitrán, presidente del Club de Innovación, indica que a la hora de desarrollar iniciativas de H2 en Chile “las grandes oportunidades están en las regiones, especialmente en el norte con la minería. Otra área relevante es Magallanes con su energía eólica y con un factor de planta de casi 60%, donde este potencial abre la oportunidad de usarlo para sustituir el gas natural internamente y a futuro transformar a la región como un gran exportador”.

    “En el Club de Innovación estamos planteando llevar la Misión Cavendish a Antofagasta y Magallanes, como también así al Biobío, con la energía eólica y el potencial que tienen la industria forestal, química y del plástico. Queremos integrar a todos los actores relevantes y a todos los interesados en la materia. Es un avance que debemos realizar juntos colaborando”, enfatiza Bitrán.

    Estrategia Nacional de Hidrógeno

    A inicios de noviembre de 2020, el gobierno de Sebastián Piñera presentó una ambiciosa Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde tendiente a desarrollar en el país dicha industria y situar a Chile entre los principales productores del mundo de este combustible renovable al 2040. “El hidrógeno nos permitirá apostar por un desarrollo balanceado en todo el país, así como promover el crecimiento de nuestro capital humano, generando un motor de progreso y reactivación económica. El Hidrógeno Verde nos permitirá exportar nuestras energías renovables a un mundo que avanza rápidamente hacia la descarbonización y que necesita de energías limpias y asequibles”, indicó el presidente Piñera, al inaugurar la conferencia internacional Chile 2020: Green Hydrogen Summit, donde hizo la presentación de esta Estrategia.

    Desde H2 Chile indican, además, que esta “Estrategia Nacional de Hidrógeno proyecta en su primera etapa de implementación potenciar el uso doméstico del Hidrógeno Verde con el fin de generar demanda. Principalmente, se están potenciando aquellas aplicaciones con mayor demanda y tecnologías más maduras. Algunos ejemplos de aplicación son en refinería, como reemplazo del H2 gris, transporte de carga CAEX, producción de amoníaco, transporte de pasajeros que involucren largas distancias e inyección a redes de gas natural, por nombrar algunas”, indica Andrea Moraga, de H2 Chile.

    “El Hidrógeno Verde es una oportunidad estratégica para Chile, no sólo por la creación misma de esta industria, sino también por otras razones, como reducir la huella de carbono de importantes exportaciones como la industria minera, en reemplazo del diésel; en la agricultura, con fertilizantes verdes; puede reducir las emisiones en el transporte marítimo, que es esencial para un país lejano con una economía abierta”, agrega la directora.

    “A diferencia del siglo pasado, cuando el salitre fue desplazado por el amoníaco sintético, lo que trajo como consecuencia el cierre de las operaciones salitreras en el norte del país, esta vez, de la mano del elemento que lo destruyó, Chile nuevamente tiene una nueva oportunidad de retomar esta senda y posicionarse como un actor relevante a nivel mundial del hidrógeno verde y sus derivados”, finaliza Andrea Moraga de H2 Chile.

    https://www.elagoradiario.com/latam/hidrogeno-verde-futuro-chile/



  • ENERGIAS RENOVABLES: LA EMPRESA BUQUEBUS INICIA ESTUDIOS PARA INTRODUCIR EL HIDROGENO EN SU FLOTA
    alt text

    La empresa TCI Gecomp desarrollará la estrategia de incorporación del hidrógeno como combustible en la operación de la empresa naviera.

    La empresa argentina Buquebus ha firmado recientemente un acuerdo de desarrollo tecnológico con la empresa TCI Gecomp con el objetivo de iniciar los estudios de factibilidad tecnológica y económica para introducir la tecnología del hidrógeno en su flota de navíos. Los directivos de TCI Gecomp señalaron que esperan desarrollar la primera etapa a partir del próximo año y tener en marcha las primeras aplicaciones en base al hidrógeno antes de 2025.

    “Nuestra empresa ya ha dado pasos significativos en la modernización tecnológica de nuestro servicio con el objetivo de reducir progresivamente nuestro impacto ambiental” explicó Juan Carlos López Mena, presidente de la empresa naviera. “Estamos comprometidos en que esta es la dirección en la que debemos seguir avanzando, renovándonos tecnológicamente y tener como objetivo llevar a cero nuestras emisiones de dióxido de carbono producto de la quema de combustibles fósiles”.

    Por su parte, Alfonso Mercurio, representante en Argentina de TCI en el área de hidrógeno, señaló que este acuerdo coloca a Buquebus en la dirección que progresivamente está adoptando la industria del transporte naval en el mundo. “El ‘hidrógeno verde’, obtenido a partir de fuentes renovables, es la gran alternativa que tiene el transporte pesado, tanto terrestre como naval, para reemplazar el uso de combustibles fósiles”.

    La empresa Buquebus inició un proceso de “descarbonización” en su flota de embarcaciones cuando en 2013 incorporó la propulsión con GNL en su buque Francisco, incluyendo también la operación de una planta de licuefacción.

    Esta tecnología permitió pasar a un combustible con menores emisiones de dióxido de carbono y otros gases contaminantes. También, en su
    terminal de la Ciudad de Buenos Aires, instaló un sistema de generación fotovoltaica integrado a la red eléctrica de unos 400 KW de potencia lo que le permite autogenerar energía limpia para su consumo. Actualmente se encuentra analizando la viabilidad de desarrollar, en alianza con la empresa de renovables Energy Mercosur, un parque solar en su planta de licuefacción de Gas Natural ubicada en San Vicente, provincia de Buenos Aires.

    Buquebus es una empresa argentina-uruguaya de transporte fluvial y terrestre de pasajeros que une Uruguay y Argentina con sus ferries cruzando el Río de la Plata. Se estima en 2,2 millones los pasajeros que transporta la empresa anualmente entre ambos países. En la actualidad cuenta con una flota de seis navíos que realizan varios servicios diarios entre Buenos Aires y distintos puertos de Uruguay.

    TCI Gecomp es la empresa seleccionada por Buquebus para su proyecto de transición hacia el “hidrógeno verde” dada su experiencia en el campo de la ingeniería y construcción de grandes instalaciones de energías limpias en el mundo. En Argentina, asociada con la empresa Betón SRL, ya ha instalado más de 300 MW.

    TCI Gecomp tiene una cartera de proyectos de más de 3 GW de potencia para generación de hidrógeno verde en Europa, África y en América Latina. Cuenta con una experiencia de más de 15 años en el diseño y
    ejecución de proyectos en esta tecnología y planea para la década 2021-2030 desplegar una porción importante de sus negocios en el desarrollo del “hidrógeno verde” en países como Argentina y otros de la región.

    La empresa Buquebus tomó este nuevo desafío a partir de una evaluación de transición tecnológica que fue encargada a la consultora M&V Consulting la que trazó una serie de oportunidades y desafíos que tiene la industria naviera en los próximos años en relación al objetivo de lograr la completa eliminación de combustible fósiles para mediados de este siglo. “El hidrógeno es el vector energético que permitirá descarbonizar buena parte del transporte pesado, navegación y amplios sectores de la industria” explicó Juan Carlos
    Villalonga directivo de la consultora M&V. “Se le llama ‘hidrógeno verde’ porque se lo obtiene por medio de la electrólisis del agua, utilizando energía eléctrica originada por fuentes renovables, como la eólica o solar” agregó Villalonga.

    En los últimos años el llamado hidrógeno verde ha cobrado notable impulso dada la importante baja de costos en la generación renovable. Esto está permitiendo que importantes sectores de la energía, la movilidad e industrias, como la siderurgia, estén planificando el uso del hidrógeno verde para cumplir con ambiciosas metas de reducción de emisiones de carbono que provocan el calentamiento global (biodiesel.com.ar).



  • La promesa del hidrógeno viene con letra pequeña

    SEDMBCWM4KOCSX73DDSKEG27ZI.jpg
    Autobús de hidrógeno desarrollado por Toyota.

    Admirada como la energía del futuro, puede ayudar en la transición verde, pero no es una solución única

    “De ahora en adelante, produciremos cantidades ilimitadas de energía renovable y limpia, en todas partes, para todos los propósitos, por toda la eternidad”. Quién no querría abrazar el sueño que propone Nel, una empresa Noruega que instaló su primer electrolizador en 1927 y que recientemente se ha aliado con Iberdrola para producir hidrógeno verde (de bajas emisiones). La urgencia climática se acelera, igual que la búsqueda de soluciones radicales para todo el planeta, y ahí está el hidrógeno, el elemento químico más abundante del universo. Como el cuento de Pedro y el lobo, esa misma promesa resonó tras la crisis del petróleo de 1970 y en 1990, pero no sucedió nada mágico. ¿Puede esta vez ser distinto?

    El 95% del hidrógeno que se produce y utiliza en el mundo ahora mismo, acorde con un informe de Candriam, se extrae de combustibles fósiles mediante craqueo a alta temperatura y tiene unas emisiones anuales de 830 millones de toneladas de CO2, aproximadamente lo mismo que emiten Indonesia y Reino Unido juntas. El otro 5% se obtiene por electrólisis, utilizando una corriente eléctrica para dividir los enlaces entre los átomos de hidrógeno y oxígeno del agua, algo que es “más limpio, pero no tan barato”, explica Javier Brey, presidente de la Asociación Española del Hidrógeno. Más limpio cuando la corriente que se aplica procede de fuentes renovables.

    El coronavirus ha impulsado al hidrógeno como el vector clave para que Europa cumpla sus objetivos de descarbonizar la economía para 2050. Pero los costes de producción, como le ocurría a la energía eólica o a la solar hace quince años, no compensan los supuestos beneficios. “Se necesitan acciones ambiciosas, específicas y a corto plazo para superar aún más las barreras y reducir los costos”, dicen en la Asociación Internacional de la Energía.

    El 25 de septiembre, la compañía británica ZeroAvia completó el primer vuelo mundial impulsado por pila de combustible de hidrógeno de un avión de calidad comercial. También se habla de que podrá propulsar camiones, autobuses o barcos que solo despedirán vapor de agua como residuo. Se estudia como un complemento al gas ciudad para calentar hogares, ya que por la misma infraestructura puede viajar una proporción de un 5% y hasta un 20% de este elemento. Y puede ayudar a almacenar la energía (eólica o solar) transformándola en hidrógeno almacenable cuando hay un exceso de oferta.

    https://elpais.com/economia/2020-12-18/la-promesa-del-hidrogeno-viene-con-letra-pequena.html



  • Pastorino: "La Argentina podría producir hidrógeno y e-fuels en gran escala y a precios competitivos"

    Ambito Financiero - Economía - 22 diciembre 2020
    El gerente general de la empresa para Argentina, Chile y Uruguay dijo que los combustibles amigables con el medio ambiente se transf0000fformarán en los nuevos "commodities" de exportación.

    En 2050 el hidrógeno podría representar casi una quinta parte de la energía total consumida a nivel mundial. Los líderes mundiales en hidrógeno verde se unieron en la iniciativa Green Hydrogen Catapult, con el ambicioso objetivo de impulsar 50 veces la producción durante los próximos años. Se estima que en los próximos cinco, la producción de hidrógeno aumentará un 5.000%.

    En Wall Street tres acciones brillaron en 2020, con ganancias de hasta 760%: son las productoras de hidrógeno Plug Power Inc. (NASDAQ: PLUG), Bloom Energy Corporation (NASDAQ: BE) y Ballard Power Systems (NASDAQ: BLDP).

    China y Japón protagonizan la carrera por la construcción de la planta de hidrógeno más grande del mundo. Los japoneses planean reconvertir Fukushima. Los chinos ya trabajan en la utilización de una planta de energía solar de 200 MW para llegar a producir 160 millones de metros cúbicos de hidrógeno al año.

    En los países de América Latina, los proyectos de hidrógeno para producir combustibles verdes ya son una realidad. Siemens Energy anunció días atrás el desarrollo del proyecto Haru Oni en el sur de Chile con fondos públicos del Gobierno alemán. Prevén producir 130.000 litros de e-fuel en una primera etapa, e incrementará a unos 55 millones de litros anuales para el 2024 y 550 millones hacia 2026. Pero no solo Chile tiene potencial.

    Según reveló Javier Pastorino, gerente general de Siemens Energy Argentina, Chile y Uruguay, nuestro país tiene un enorme potencial para desarrollar combustibles verdes a gran escala y a precios competitivos internacionalmente. “Si Argentina no quiere perder este tren, el momento de trabajar con compromiso es hoy”, subrayó.

    Periodista: ¿Cuál es su visión respecto del hidrógeno verde y combustibles derivados?

    Javier Pastorino: Una de las claves para hacer frente al desafío del cambio climático, y avanzar en el proceso de descarbonización del planeta, es ampliar el parque de energías renovables y avanzar hacia el concepto de “acoplamiento sectorial”, que propone integrar estas energías limpias en sectores tales como la industria, la energía y la movilidad, con soluciones que utilicen hidrógeno verde. Este tipo de hidrógeno será un elemento clave en la transición energética hacia una matriz limpia y sostenible y jugará un rol protagónico en los sistemas de energía del mañana.

    P.: ¿Qué ventajas tiene?

    J.P.: El mundo necesita desarrollar el hidrógeno verde y los e-fuels en el mediano y largo plazo. Ellos presentan ventajas por su mínimo impacto ambiental, su buena capacidad de almacenamiento y sus efectos sinérgicos, al permitir acoplar sectores como el eléctrico y de transporte, entre otros.

    P.: Es la gran revolución de la industria automotriz…

    J.P.: Más allá de los avances que se están observando en materia de movilidad eléctrica, pensemos que en el mundo hay millones de automóviles circulando con motores de combustión interna, los cuales tienen aún una larga vida por delante. Si queremos proteger al medio ambiente, debemos encontrar una solución a esta realidad, y el uso de e-fuels en motores de combustión convencional es una de las posibles soluciones para reducir las emisiones del sector de movilidad.

    P.: ¿Cómo se producen los e-fuels?

    J.P.: A partir de la electricidad proveniente de fuentes renovables, por ejemplo eólica o solar, se separa el agua a través de un proceso de electrólisis, obteniendo oxígeno e hidrógeno. En un segundo paso, este hidrógeno es combinado con dióxido de carbono capturado del ambiente. Los productos sintéticos resultantes, luego de procesarse, pueden ser metanol sintético, diésel sintético, gasolina sintética, kerosene sintético, entre otros.

    P.: ¿Qué perspectiva tienen los combustibles verdes?

    J.P.: Solo a modo de ejemplo es importante recordar que, aun en el escenario más optimista, 70% de los vehículos en Alemania serán todavía propulsados por motores de combustión interna al 2030. Esa población requiere de una alternativa para contribuir con la protección del medio ambiente. Y este escenario se replica en mayor o menor medida en todos los países del mundo, lo cual nos da una idea de la magnitud de este mercado de e-fuels.

    P.: ¿Qué otros beneficios ofrecen los e-fuels?

    J.P.: Por un lado, pueden producirse en cantidades virtualmente ilimitadas, y comparados con los combustibles convencionales (como la gasolina y el diésel) son por supuesto mucho más amigables con el medio ambiente. Otra ventaja no menor es que pueden usarse en los vehículos actuales de combustión interna, y la distribución puede realizarse aprovechando las infraestructuras existentes, por ejemplo, gasolineras.

    P.: ¿Qué oportunidad representan el hidrógeno y los e-fuels para la Argentina?

    J.P.: Los combustibles amigables con el medio ambiente pueden hacer una enorme contribución al objetivo de reducción de emisiones globales de dióxido de carbono y ellos se transformarán en pocos años en los nuevos “commodities” de exportación. Desde el punto de vista de la cantidad y calidad de los recursos naturales disponibles, por ejemplo el viento y el sol, la Argentina está entre los países que podrían potencialmente producir hidrógeno y e-fuels en gran escala y a precios muy competitivos internacionalmente.

    P.: Hoy todavía es costoso producirlos…

    J.P.: Estos costos mejorarán en los próximos años, por lo que esta industria de los e-fuels permitirá atraer inversiones, generar empleo y ampliar sustancialmente nuestras exportaciones, diversificando nuestra matriz exportadora.

    P.: ¿Qué falta para poner en marcha la producción de e-fuels definitivamente?

    J.P.: En los próximos años se irá definiendo quiénes son los principales players en esta futura economía del hidrógeno, por lo cual es necesario entender que, si Argentina no quiere perder este tren, el momento de trabajar con compromiso es hoy. Por ello es muy importante generar conciencia y seguir impulsando esta temática, de modo que la sociedad, el Estado, la academia, el sector privado y todos los involucrados estén convencidos y trabajen en conjunto en pos de esta oportunidad.

    P.: ¿Qué proyecto de hidrógeno tiene Siemens?

    J.P.: Días atrás se anunció el apoyo económico del Gobierno alemán para facilitar el desarrollo de un emprendimiento de la empresa Andes Mining & Energy en el sur de Chile. Este proyecto, conocido como Haru Oni, promete convertirse en icónico, demostrando al mundo el potencial real del hidrógeno como vector clave en el imprescindible proceso de descarbonización del planeta. Como co-desarrollador e integrador de sistemas en este proyecto, Siemens Energy junto con el fabricante de autos deportivos Porsche y un grupo de importantes compañías internacionales, planea que este proyecto sea la primera planta integrada, comercial, a escala industrial del mundo para producir combustibles sintéticos amigables con el medio ambiente (e-Fuels).

    P.: ¿Por qué se eligió Chile?

    J.P.: El potencial de generación eléctrica a partir de renovables de Chile supera ampliamente la actual y futura demanda proyectada del país.



  • Abren camino a una nueva era del hidrógeno verde

    alt text
    Siemens Gamesa y Siemens Energy prevén una inversión total cercana a € 120 millones durante los próximos cinco años para el desarrollo de una solución integrada offshore

    Este acuerdo es un primer paso hacia un sistema capaz de producir hidrógeno verde offshore a escala industrial, que permitirá descarbonizar sectores muy contaminantes, como el transporte o la industria pesada.

    Para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, el mundo necesita grandes cantidades de hidrógeno verde que permitan descarbonizar la economía. Siemens Gamesa y Siemens Energy han anunciado un acuerdo que hará realidad una nueva era en la producción de hidrógeno verde, y dará respuesta a uno de los principales retos de nuestra década, la lucha contra el cambio climático.

    A través de esta colaboración, se desarrollará una solución innovadora que integra un electrolizador en un aerogenerador eólico marino, a través de un sistema único y sincronizado, para producir directamente hidrógeno verde. Ambas empresas esperan tener en marcha un prototipo entre 2025 y 2026.

    “Nuestra experiencia y liderazgo en la industria eólica offshore de más de 30 años, junto con el conocimiento de Siemens Energy en el campo de los electrolizadores, nos permiten aunar los mejores expertos del sector y tecnología de punta para abordar la crisis climática. Nuestros aerogeneradores ya contribuyen de manera fundamental a este reto, pero con el potencial del hidrógeno verde podemos descarbonizar otras industrias contaminantes. Estoy muy orgulloso de que nuestros empleados contribuyan a generar un futuro más verde”, ha subrayado Andreas Nauen, CEO de Siemens Gamesa.

    Christian Bruch, CEO de Siemens Energy, explica: “Junto a Siemens Gamesa, estamos en una posición única para desarrollar esta solución revolucionaria. Somos la empresa que puede aprovechar su tecnología para crear y redefinir el futuro de la producción offshore. Con este desarrollo, la economía del hidrógeno podrá beneficiarse del potencial de las zonas con mucho viento offshore. Es un ejemplo excelente de cómo almacenar y transportar la energía eólica, reduciendo así la huella de carbono “.

    Los planes para el desarrollo de esta solución integrada requerirán de una inversión de € 80 millones por parte de Siemens Gamesa y de € 40 millones por Siemens Energy, durante un periodo de cinco años. Siemens Gamesa adaptará el aerogenerador más potente del mundo, la turbina offshore SG 14-222 DD, con una potencia nominal de 14 MW, para integrar el electrolizador.

    La experiencia de Siemens Gamesa en el segmento offshore permitirá minimizar las pérdidas eléctricas. Al mismo tiempo, el enfoque modular de esta solución asegura su escalabilidad fiable y eficiente. Por su parte, Siemens Energy desarrollará un electrolizador capaz de resistir el entorno marino y de sincronizarse con el aerogenerador. Estos desarrollos se convertirán en un referente tecnológico para la producción de hidrógeno.

    Esta solución integrada producirá hidrógeno verde directamente del viento mediante un conjunto de electrolizadores situados en la base de la torre del aerogenerador. Se trata de un proyecto pionero que abre el camino a la producción de hidrógeno verde offshore a escala industrial y de manera competitiva. Reducirá el costo del hidrógeno verde al funcionar sin conexión a la red, permitiendo acceder a más y mejores emplazamientos eólicos, y demostrará la viabilidad de la integración de aerogeneradores de manera eficaz y fiable en sistemas de producción de hidrógeno a partir de energía renovable.

    Estos desarrollos son parte de la iniciativa H2Mare, un proyecto pionero que, según ha anunciado el ministerio alemán de Educación e Innovación, podría formar parte de su programa de apoyo al hidrógeno. H2Mare es un proyecto modular que incluye múltiples apartados en los que colaboran más de 30 socios de la industria y del mundo académico; Siemens Gamesa y Siemens Energy contribuirán al proyecto H2Mare con sus propios desarrollos en bloques modulares independientes.

    El hidrógeno y su papel en la transición energética

    Cada año se producen 80 millones de toneladas de hidrógeno y se espera que esta producción aumente en 20 millones de toneladas para 2030. Sólo un 1% de ese hidrógeno se genera a partir de fuentes de energía verdes. La mayor parte se obtiene a partir de gas natural y carbón, emitiendo 830 millones de toneladas anuales de CO2, una cantidad similar a las emisiones de Alemania o de la industria marítima mundial. Para convertir ese hidrógeno gris en verde se requerirían 820 GW de energía eólica, un 26% más de toda la capacidad eólica instalada actualmente en el mundo. Las previsiones a largo plazo según distintas fuentes de la industria coinciden en que para 2050 se producirán unos 500 millones de toneladas de hidrógeno, una gran parte del cual será verde. Según estos cálculos, este crecimiento requerirá entre 1.000 y 4.000 GW de energía renovable para cubrir la demanda de hidrógeno verde hasta 2050.



  • Linde construirá el electrolizador más grande del mundo para producir hidrógeno verde

    El gigante del gas industrial Linde construirá y operará lo que afirma será la “planta de electrolizador PEM (Membrana de intercambio de protones) más grande del mundo” para producir hidrógeno verde una vez que esté en funcionamiento en el complejo químico Leuna en Alemania.

    El electrolizador de 24MW producirá hidrógeno verde para abastecer a los clientes industriales de Linde a través de la red de tuberías existente de la empresa. Además, Linde distribuirá hidrógeno verde licuado a estaciones de servicio y otros clientes industriales de la región.

    El hidrógeno limpio es una piedra angular de las estrategias de Alemania y la UE para abordar el desafío del cambio climático. Es parte de la solución para ayudar a reducir las emisiones de dióxido de carbono en muchas industrias, incluidas las químicas y el refino”, dijo Jens Waldeck, presidente de la Región Europa Oeste de Linde. «Este proyecto muestra que la capacidad del electrolizador continúa aumentando y es un trampolín hacia plantas aún más grandes».

    El electrolizador más grande del mundo en funcionamiento en la actualidad es una unidad de 10MW en Japón que está conectada a un panel solar de 20MW cerca de Fukushima. En estos días, la petrolera francesa Total y la eléctrica gala Engie anunciaron planes para 40MW de capacidad de electrolizador vinculada a energía solar en una refinería en el sur de Francia. Está previsto que esa planta esté operativa en 2024.

    El electrolizador será construido por ITM Linde Electrolysis, una empresa conjunta entre Linde e ITM Power, utilizando tecnología PEM de alta eficiencia. La planta debe comenzar a producir en la segunda mitad de 2022.

    La instalación inicialmente será alimentada con energía renovable certificada, pero finalmente será alimentada por una nueva central eléctrica renovable local. El complejo químico de Leuna está ubicado en el estado alemán de Sajonia-Anhalt, que es uno de los puntos críticos de energía eólica del país. Los electrolizadores PEM se consideran actualmente la forma más rentable de producir hidrógeno verde a partir de energía renovable, ya que pueden soportar la intermitencia de la generación renovable.

    Linde es un líder mundial en la producción, procesamiento, almacenamiento y distribución de hidrógeno. Tiene la capacidad y el sistema de distribución de hidrógeno líquido más grande del mundo. La compañía también opera la primera caverna de almacenamiento de hidrógeno de alta pureza del mundo, junto con una red de tuberías sin igual de aproximadamente 1.000 kilómetros para abastecer de manera confiable a sus clientes.

    Linde está a la vanguardia en la transición hacia el hidrógeno limpio y ha instalado cerca de 200 estaciones de abastecimiento de hidrógeno y 80 plantas de electrólisis de hidrógeno en todo el mundo. La compañía ofrece la última tecnología de electrólisis a través de su empresa conjunta ITM Linde Electrolysis (/elperiodicodelaenergia.com).



  • Darwin si no te molesta en q área te especializas? porque leo mucho interés sobre todo en generación de energía y enfocado en la renovable.

    saludos



  • Trabajo en una empresa dedicada a la fabricación de equipos para redes eléctricas, mi área es la de produccion. Estudié ingeniería, pero me inetersa en general todo lo que es tecnologías y en particular las "tecnologías verdes". Respecto de las energias renovables me intresan ya que nuestro país tiene condiciones naturales que lo favorecen para desarrollarlas: tiene grandes reservas de litio, regiones con muy buena radiacion solar (energia fotovoltaica), una de las regiones con los mejores vientos para produccion de energía eólica (la Patagonia) y gran potencial para generar hidrogeno verde que (estoy convencido) reemplazará a los combustibles fóciles en el mediano y largo plazo. La gran produción agraria genera tambien muchos residuos que se pueden aprovechar para generar biogas y todavia hay mucho potencial para el desarrollo de energia hidraulica o mareomotriz.
    Si los gobiernos le dieran más impulso sería un gran avance para nuestra economía, no solo evitaria salidad de divisas por compra de combustibles, tambien generaria nuevas inversiones (la "gotera" de inversiones que hubo con Marcri en gran parte fue a las energias reonovables) y generaría miles de puesto de trabajo ademas de desarrollar nuevos polos productivos (aero generadores, baterias, celdas solares, etc.)
    Es un campo infimamente aprovechado por nuestro país aunque el potencial es enorme.



  • muchas gracias


Log in to reply
 

19
Online

450
Users

346
Topics

11.1k
Posts