Puertos y Vías navegables de Argentina



  • Hidrovía: protagonistas y ejes de una licitación con objetivos estratégicos

    En el proceso de concesión participan siete provincias, cuatro universidades y hasta la ONU. Federalizar puertos y controlar las exportaciones del agro, las principales metas de Estado.

    Siete provincias, cuatro universidades, el Estado nacional y la ONU son los protagonistas de la licitación en la que participarán poderosas empresas internacionales para realizar la obra de dragado más importante de los últimos tiempos, que va a permitir al fisco tener una mayor presencia en el control de las exportaciones agropecuarias –principal fuente de dólares–, a la vez que propiciará su independización del puerto de Buenos Aires.

    El anuncio presidencial de la apertura de licitación de esta obra estuvo atravesado por la comunicación de la continuidad de la cuarentena. “Ciudad opulenta, que trasladaba la riqueza para salir del puerto”, dijo el porteño presidente Alberto Fernández sobre Buenos Aires, y recordó su obstinada y «alfonsinista» intención de federalizar el país.

    Un mes después de haber firmado el decreto de necesidad y urgencia para retroceder con la intervención de Vicentin, Fernández rubricó otro a través del cual creó la Administradora Federal Hidrovía Sociedad del Estado, que estará integrada por el Estado nacional (con una participación del 51% del capital social) y las siete provincias (que contarán con un 49 por ciento). Allí estarán el Ministerio de Transporte que conduce Mario Meoni, las provincias, entidades empresarias junto a las gremiales, representativas de usuarios y las universidades nacionales. Además, el organismo impulsará la creación de una Sociedad del Estado que establecerá la administración, el control y la realización de obras complementarias y accesorias a la Hidrovía Paraguay-Paraná, una vía navegable natural conformada por los ríos Paraguay, Paraná y Uruguay, que constituye el cauce de salida de aproximadamente el 80% de la exportación nacional, menos costoso y ambientalmente más sustentable.

    Es que en 1995 el gobierno de Carlos Menem le adjudicó a Hidrovía SA, una UTE conformada por la empresa belga Jan de Nul y por Emepa SA, de Gabriel Romero, quien declaró como arrepentido en la cuestionada causa de las fotocopias de los cuadernos. Hasta ahora cobraban el peaje, y hacían las obras de mantenimiento hasta el puerto de Santa Fe. De esa recaudación, un porcentaje se transfiere al Estado. Pero ahora hay otros interesados: el holding chino Shanghai Dredging Company (SDC) y las holandesas Boskalis, Dredging y Van Hool.

    Además, fuentes oficiales admiten que los controles se habían relajado. Vicentin triangulaba a Paraguay y a Uruguay, esquivando la fiscalización del Estado nacional y provincial. Según supo Tiempo, este problema de evasión, que afecta de manera directa la captación de dólares, se debatió durante la campaña electoral del año pasado entre Omar Perotti y Alberto Fernández.

    Ahora, en plena elaboración del pliego, se está discutiendo si ese “peaje” por transitar el Paraná se va a cobrar por barco o por cantidad de toneladas de granos. Otra discusión importante que se abre es quién va a cobrar. Los privados, que ya difundieron sus preocupaciones por los medios de comunicación afines al sector, temen que sea el propio Estado el que recaude, pero eso no está definido todavía.

    La licitación de esta obra vence en abril y está en manos del ministerio que conduce Meoni, donde ya están en elaboración los pliegos. Para evitar suspicacias que enrieden al gobierno en pasadas y oscuras acusaciones, el Ejecutivo convocó a cuatro universidades públicas. Para la ingeniería de obra se convocó a la facultad más prestigiosa en el área, la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la Universidad del Litoral, de Santa Fe. En tanto, con respecto al impacto ambiental se contratará a la UBA. Para calcular la tarifa intervendrá la Universidad de San Martín, que tiene convenio con el Ministerio de Transporte. Por último, un equipo de la Universidad de La Plata estará a cargo del armado jurídico del pliego. Pero como los grupos intervinientes en la licitación son extranjeros, el gobierno decidió sumar a la ONU, que articula con el Ministerio de Transporte, para que vigile la concesión.

    El pliego que había sido elaborado por los propios inversores privados quedó sin efecto. Desde Transporte admiten que quizá se tome algún aspecto, pero el pliego será otro. “Si no, tenemos que cerrar el Estado e irnos a casa”, razonan desde esa cartera.

    Fuente: Mirando la hidrovía



  • Para mi hay que seguir la planificación de los años 80s. Hay que desarrollar Carmen de Patagones como la zona logística más grande del país (sobretodo teniendo en cuenta el nuevo mapa del país)
    Hay que desactivar la jurisdicción autónoma de CABA. Hacer otra zona administrativa central del país, pero sin autonomía especial como la vieja CABA (no volver a cometer viejos errores forzados colonial) la nueva Capital Federal Administrativa No autónoma puede estar en La Plata o en Carmen de Patagones donde seria el nuevo hipotético polo logístico pero no tan cerca de este, sino a 50Km de distancia de uno y otro para que los 2 se puedan desarrollar tranquilamente sin molestar al otro sobretodo en infraestructura...
    Para mi esta es la receta mágica de el principio de un gran cambio para el país y para su estructura...
    Si Brasil modifico y cambio su zona administrativa centralizada 3 veces al menos, por que nosotros no podemos???



  • @Francois
    Cohincido que hay que llevar más desarrollo al sur del país. Yo creo mejor como primer paso dar mayor impulso al puerto de Bahia Blanca, que es un puerto ya desarrollado pero todavia con bajo volumen de trabajo (potenciando la conexion intermodal tren-barco). Es un puerto multifuncional, trabaja con contenedores, cargas a granel, químicos (Bahia Blanca es un polo petroquimico) y especializadas. Y posee una zona franca. Además es un puerto de aguas profundas, lo que significa que pueden entrar y salir barcso de mayor calado que en la hidrovia Rio de la Plata - Paraná. Actualmente el puerto de Bahia Blanca tiene un aprofundidad de 14 metros (la hidrovía del río de la Plata posee 10 metros) y existe la posibilidad de aumentar su profundidad a menor costo de dragado y posterior mantenimiento que el del Río de la Plata.
    Ademas es el puerto logístico de Vaca Muerta por su proximidad.

    puertos Arg.png
    Sistema Portuario Argentino y participación en el total de las cargas movilizadas. 2017



  • El puerto de Bahia Blanca es sumamente importante, porque es por dónde saldrá la producción de Vaca Muerta, sale toda la producción cerealera de la zona, la producción del Alto Valle de Rio Negro y es un eje con el puerto de Talcahuano en Chile, muy beneficioso para los dos países, ya que da acceso a Argentina al Pacífico y a Chile al Atlántico.



  • @Francois Bueno, por fin coincido contigo Francois !!!!

    Efectivamente lo que expresas, es parte de los planes de federalización del país que debería acometerse como objetivo.

    En lo personal creo que Argentina debería planificar un plan de desarrollo que establezca claramente varios objetivos: a) uno, el de facilitar de manera uniforme los costos de flete, para permitir exportar las economías regionales; b) establecer Aduanas (para importación y exportación) en lugares críticos del país, tanto al sur, este, oeste y norte, que permitan a dichas regiones realizar las operaciones de comercio exterior sin pasar por Buenos Aires (porque dicen que Dios está en todas partes pero solo atiende en Buenos Aires) , c) diferenciar el transporte nacional del transporte internacional, considerando que circulan mercaderías de procedencia extranjera (Brasil, Perú, Bolivia, Paraguay, Chile) permitiendo un flujo rápido de transporte vial, ferroviario y fluvial, con una sola Guía de ingreso que permita el paso rápido cualquiera sea el transporte adoptado, d) y por supuesto, construir canales fluviales (hidrovías) para el uso de barcazas, para que partiendo del norte de Salta, baje hacia el sur llegando al Río Colorado en la Patagonia, con canales laterales que accedan a los puertos de Santa Fe, Rosario, San Nicolás, Buenos Aires, Quequén e Ing. White (estos dos últimos de aguas profundas) , complementados con ramales férreos que comuniquen el Océano Atlántico con el Pacífico. Esta logística fluvial, combinada con el ferrocarril y buenos caminos, abarataría enormemente los actuales costos de flete.

    El campo es en la actualidad y será siempre en el futuro nuestra nave insignia dado que cualquier otro desarrollo científico, tecnológico y su consiguiente industrialización llevará un tiempo considerable, pero hay que incorporar nuestras tierras que en la actualidad se encuentran completamente desaprovechadas (áridas y semiáridas) precisamente porque los actuales costos de producción - entre ellos como el mas importe, el de fletes - hacen hoy inviable cualquier intento de desarrollo produtivo.

    En fin, siempre expreso, vinculándolo con nuestro tema de políticas industriales en Defensa, que no se puede hablar de objetivos a mediano y largo plazo si ello no está íntimamente ligado al desarrollo económico y al incremento del P.B.I. del país.

    Saludos.


Log in to reply
 

4
Online

247
Users

199
Topics

3.4k
Posts