Hidrógeno Verde: la energía del futuro



  • Hidrógeno: ya comenzó la carrera la por la energía del futuro
    (PARTE i)

    El hidrógeno no es un combustible nuevo, en 1806 François Isaac de Rivaz construyó el primer dispositivo de combustión interna propulsado por una mezcla de hidrógeno y oxígeno. Mucho más adelante, se lo utilizo como combustible para los cohetes espaciales y fue el responsable de impulsar Saturno V que llevo al hombre por primera vez a la Luna, sin embargo recién ahora la tecnología acercan la posibilidad de masificar su uso.

    Ya antes de la pandemia, el hidrógeno como vector de energía comenzaba a convertirse en una apuesta fuerte de varias economías desarrolladas. No solo se trata de lograr menores emisiones de carbono, también se trata de encabezar el desarrollo tecnológico del mañana. Con el advenimiento de la pandemia y la consecuente recesión mundial, varias voces se pronuncian respecto del hidrógeno como una herramienta para dinamizar las economías deprimidas y volver a la senda del desarrollo con sustentabilidad.

    El interés por el hidrógeno como vector de energía de los distintos países varia, pesan las cuestiones ecológicas, pero sin duda pesan más las razones económicas, como las de liderar un cambio tecnológico, de crecimiento de sus exportaciones e independencia energética.

    Argentina tiene un alto potencial para convertirse en un importante actor mundial en la generación de hidrógeno verde. Podría convertirse ser un importante factor de desarrollo e impulsar la estancada economía. Por ahora solo ha dado unos tímidos pasos, la incógnita es: ¿Abordaremos este tren o será otro más que veremos pasar?

    ¿Por qué se necesita una nueva fuente de energía?

    Jeremy Rikfin [1] nos recuerda "Calentamos nuestras casas y oficinas con combustibles fósiles, mantenemos nuestras fábricas y nuestros sistemas de transporte con combustibles fósiles, iluminamos nuestras ciudades y nos comunicamos a distancia con electricidad generada a partir de combustibles fósiles, construimos nuestros edificios con materiales hechos con combustibles fósiles, tratamos nuestras enfermedades con medicamentos derivados de combustibles fósiles, almacenamos nuestros excedentes en contenedores de plástico y embalajes hechos de combustibles fósiles y manufacturamos nuestras ropas y aparatos domésticos con la ayuda de nuestros productos petroquímicos. Prácticamente todos los aspectos de nuestra vida moderna extraen su energía de los combustibles fósiles, derivan materialmente de ellos o reciben su influencia de algún otro modo" [2]

    Lo que ya es una certeza es que la economía global basada en los combustibles fósiles no es sustentable a mediano y largo plazo. Esto se basa tres premisas: cantidad de combustible disponible, distribución geográfica y medio ambiente.

    El primer problema con el petróleo como fuente de energía es que es una fuente finita y la cual tiene un horizonte muy pequeño a largo plazo (unos1.700 billones de barriles). Según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), todo apunta a que el petróleo se terminaría dentro de 50 años, en torno a 2070, otros menos optimistas creen que una década antes.

    Un segundo problema relacionado al petróleo es que tiene un componente geopolítico importante, debido a que la distribución geográfica de las reservas mundiales y la concentración en unos pocos países. Los cinco países con mayores reservas probadas son Venezuela (303,3 miles de millones de barriles). Arabia Saudí (266,3 miles de millones, principal exportador mundial), Canadá (167,8 miles millones), Irán (155,6 miles de millones) e Irak (147,2 miles de millones), según datos oficiales de 2018 [3]. La concentración de exportadores de crudo en unos pocos actores, genero la cartelización del mercado, así el precio de este commoditie, el principal del mercado financiero mundial, sufrió fluctuaciones manipuladas por los principales países exportadores y/o afectada por conflictos regionales, generado diversas crisis económicas que afectaron a las potencias económicas, los mayores consumidores y principales importadores.

    El tercer problema, que engloba a todos los combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón) es la generación de contaminación ambiental y contribución al cambio climático. Los combustibles fósiles liberan dióxido de carbono (CO2) durante su combustión. Este gas se acumula en la atmósfera generando el famoso efecto invernadero (entre otros gases), lo que ha provocado el calentamiento global del planeta. Este tal vez sea el principal factor a corto plazo que obligue a la humanidad a migrar a nuevas fuentes de energías globales. Esto es solo una parte del problema, los tubos de escape de los autos a gasolina también escupen partículas de alquitrán, óxidos de azufre y de nitrógeno que acaban en los pulmones de los habitantes de las ciudades. La contaminación de los cielos de las grandes urbes ha llegado a peligrosos límites que provocan enfermedades respiratorias y fallecimientos a nivel mundial. Solo en Europa hasta medio millón de muertes prematuras anuales es el precio por respirar el aire de la ciudad. En ciudades como Pekín, Ciudad de México, Santiago, han llegado a restringir severamente el tránsito automotor por los niveles de contaminación alcanzados.

    Según datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA) en abril de 2020, se llego a un record de concentración promedio de CO2 en la atmósfera fue de 416,21 partes por millón (ppm). Registros de hielo indican que dichos niveles son los más altos de los últimos 800.000 años. Revertir la concentración de CO2 en la atmósfera es un proceso complicado y muy lento, aun tomando todas las medidas para disminuir en su mayor parte las actuales emisiones de CO2, es poco probable que volvamos a tener una concentración menor a 400ppm en el resto de nuestras vidas.

    “Esto es una gran preocupación con respecto a nuestro clima y demuestra, una vez más, que se necesitan medidas urgentes para reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero. Para mantener el calentamiento global promedio a 1,5 °C, necesitamos alcanzar cero emisiones netas para 2040 (2055 a más tardar)”, dice Pascal Peduzzi, director de PNUMA/GRID-Ginebra y director de programa de la Sala de Situación del Medio Ambiente Mundial [4].

    Para reducir las emisiones de CO2 se deben sustituir la utilización de las fuentes de combustible fósil por fuentes de energía renovable. En ese camino los países, en general, han apostado a cuatro tecnologías en particular que tienen un desarrollo ya maduro: la energía hidráulica, energía eólica, energía solar, la biomasa y las baterías de iones de litio. Las cuatro primeras son energías primarias (extraídas de la naturaleza) y la quinta se utiliza para reemplazar a los combustibles fósiles en la movilidad.

    Estimaciones de emisiones globales de CO2 por actividad:
    Generación de energía: 40%
    Transporte: 20%
    Industria: 20%
    Agricultura y ganadería: 14%
    Hogar: 6%

    La generación de energía primaria se lleva el primer lugar en el uso de combustibles fósiles, es por eso que los Estados han dedicado los mayores esfuerzos en sustituirlos en esta actividad. A pesar de gran incremento de la generación de energías renovables (eólica y solar, principalmente), según el anuario estadístico de la capacidad renovable que realiza Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA) [5], en el 2019, el aumento general de consumo de energía hizo que la relación de % de generación de energía renovable/fósil se mantuviera en los mismos valores que en 2018.

    Según informes de BP Energy Outlook, incluso en escenarios de transición rápida, un nivel significativo de emisiones de carbono se mantiene en 2040. Para cumplir los objetivos del Acuerdo de París, las emisiones de carbono deberían reducirse y compensarse con las emisiones negativas en la segunda mitad del siglo. Propone un rápido crecimiento en las economías en desarrollo, en concreto India, China y Asia, que eleva la demanda mundial de energía un tercio más.

    Qué es hidrógeno verde

    La clave del futuro energético es encontrar un vector que se pueda acumular y sea capaz de producir energía. El vector propuesto por todos los ponentes de la última Conferencia sobre Transición Energética para recortar las crecientes emisiones de CO₂ fue el hidrógeno (H₂), el gas que sustituirá a todos los combustibles contaminantes en una década, según algunos expertos.

    La gran mayoría del hidrógeno que se produce hoy día (un 99%), utilizado casi exclusivamente en procesos industriales, es a partir de hidrocarburos (gas natural, metano, carbón) haciendo que su propia producción sea una fuente de emisiones de dióxido de carbono (CO2), a este se le llama hidrógeno gris. En segundo lugar está el llamado hidrógeno azul, un hidrogeno “bajo en carbono”, este también es generado a partir de combustibles fósiles pero se utilizan técnicas de captura y almacenamiento de carbono con lo cual se evita en gran medida emisiones a la atmosfera. Las ventajas de estos métodos es que son más económicos. En el caso del gas natural, se realiza por un proceso de reformado, el aprovecho de las abundantes reservas existentes, tiene un gran potencial de expansión como transición sustentable. En este caso las distintas tecnologías de captura del CO2 hacen más ecológica su producción.

    Para generar hidrógeno verde, el procedimiento de obtención más prometedor es por electrólisis hídrica. Este consiste en la descomposición del agua (H2O) en sus dos componentes, oxígeno e hidrógeno, por medio de una corriente eléctrica suministrada por una fuente de alimentación, que se conecta mediante electrodos al agua. Para disminuir la resistencia al paso de corriente a través del agua se suele añadir un electrolito fuerte como una sal de sodio. El hidrógeno generado por electrólisis, es considerado ecológico, cuando la energía utilizada proviene de una fuente renovable (hídrica, eólica, solar, mareomotriz, etc). De esta manera se consigue una cadena libre de carbono: generación de energía y consumo de energía libres de emisiones de carbono. Este método es hoy el más costoso ya que requiere gran cantidad de energía y no está masificado.

    ¿Por qué optar por el hidrógeno?

    El hidrógeno es el elemento más abundante pues forma nueve de cada diez átomos del Universo. A temperatura ambiente se encuentra en estado gaseoso, pero debido a su pequeña masa, este escapa a la atracción gravitatoria y es poco abundante en la atmosfera. Sin embargo, se lo puede encontrar en gran cantidad como parte de compuestos químicos tales como los hidrocarburos o el agua. La cualidad de este gas es que es un comburente, o sea, en contacto con el oxígeno hace combustión y el resultado de su combustión es calor y vapor de agua, elementos que no contaminan el ambiente.

    Otro factor es que el hidrógeno es un commoditie que ya forma parte de la economía global. Actualmente se producen en el mundo más de 45 millones de toneladas, de las cuales más del 90% son para uso industrial, ya sea para producción de amoniaco, en refinerías, alimentación, fabricación de acero, de cemento o incluso fabricación de vidrio. Como combustible es utilizado mediante motores o turbinas de gas. El uso en movilidad se hace por medio de vehículos movidos a celdas de combustible a hidrógeno (FCV - Fuel Cell Vehicle), estas pilas son dispositivos que por un principio químico descomponen al hidrogeno y los combinan con oxígeno para generar energía. Su utilización no solo se ha aplicado a los autos, su uso se ha extendido a toda la gama del transporte. La versatilidad de su uso también incluye la calefacción de hogares. Se puede almacenar a un coste bajo, ya sea como hidrógeno comprimido o combinado en otras moléculas como la del nitrógeno (forma amoniaco). Al almacenarse, incluso podría proporcionar energía de respaldo para las redes eléctricas. El hidrógeno a partir de fuentes renovables, como combustible importado más limpio, podría desempeñaría el papel que el GNL desempeñó desde los años 60.

    ab64d290-e43b-4148-af38-9fe05430cd7d-image.png
    El astillero Kawasaki, pueso a flote el buque “Suiso Frontier”, el primer transporte de hidrógeno licuado del mundo. Entrará en servicio a finales de 2020 con una capacidad de 1.250 metros cúbicos a una temperatura de –253ºC

    Uno de los puntos de conflicto de las energía renovables (solar, eólica, mareomotriz, etc.) es que tienen fluctuaciones temporales, no pueden responder a picos de demanda y cuando la demanda baja (en la mayoría de los casos) la energía generada no es acumulable. Otra desventaja es que los puntos de generación no siempre se ubican cerca de los centros de mayor consumo, lo cual implica una red de distribución de alta capacidad. El hidrógeno viene a solucionar estos inconvenientes. El hidrógeno por electrolisis se podría generar con energía sobrante de las fuentes renovables, acumulándose para volcarse cuando haya picos de consumo en la red o transportarse a otros puntos de consumo aislados sin conexión a la red. El transporte de energía en forma de hidrógeno incluso puede ser más conveniente en muchos casos que transportando la electricidad por extensas redes de alta tensión. Se ha hecho los primeros ensayos de utilizar la red existente de gas para el transporte de hidrógeno con satisfactorios resultados.

    “El BP Energy Outlook pone el foco en lo rápido que está cambiando el sistema energético mundial, y cómo el doble desafío de necesitar más energía con menos emisiones está marcando el futuro. Hacer frente a este reto, sin duda, requerirá que todas las formas de energía jueguen un papel significativo”, ha dicho Bob Dudley, CEO de BP. [6]

    Informes de consultoras y entidades finacnieras (BP Energy, Energy Brainpool, Morgan Stanley, etc) conncluyen en la necesidad de incorporar el hidrógeno en la matriz energética para lograr la descarbonizar las actividades económicas.

    En un ranking realizado por la agencia Bloomberg, en donde evalúa distintos indicadores (políticas públicas, legislación, infraestructura, desarrollo del mercado, investigación, entre otros), Corea del Sur, Japón y Alemania están a la cabeza de esta nueva tecnología denominada “hidrógeno verde”. [7]
    hydrogen Bloomberg.jpg

    Corea del Sur ha implementado una amplia política de apoyo a la conversión del combustible a hidrógeno. Se ha desarrollado una importante infraestructura para la movilidad a hidrógeno. Hyundai, la firma coreana, es una de las pioneras en el desarrollo de los autos a combustible de hidrógeno y fue la primera firma en producir en serie este tipo de vehículos en el mundo. Actualmente exportado sus vehículos FCV (Fuel Cell Vehicle -vehículos movidos a celdas de combustible a hidrógeno), a los principales mercados en desarrollo y ha encabezado la fabricación de vehículos de transporte pesado, ya produjo los primero camiones que recorrerán por Europa con este combustible. Moon, presidente de Corea del Sur, ha presentado el año pasado un plan de uso del hidrógeno como principal vector energético en el horizonte de 2040, que supone el desarrollo de las pilas de combustible para generar electricidad tanto en la industria como en el sector residencial y, especialmente en el transporte, no solo por carretera (automóviles o autobuses), sino también por ferrocarril e incluso marítimo, aplicado a los buques.

    Japón ha adoptado la tecnología y tiene como objetivo crear la primera "sociedad del hidrógeno", además del uso en la movilidad incluye el uso del hidrógeno para la generación de energía. Los Juegos Olímpico de Tokio 2020 (suspendidos) iban a ser una vidriera para mostrar su apuesta al hidrógeno. La villa olímpica estaría abastecida por energía a base de hidrógeno y la ciudad de Tokio planeaba desplegar 100 autobuses de pila de combustible de hidrógeno y tener 40.000 vehículos eléctricos de pila de combustible en la carretera, con un objetivo a largo plazo de 200.000 de estos vehículos en los próximos seis años. Desde el desastre de Fukushima provoco la disminución de la generación de energía nuclear, con lo cual los combustibles fósiles importados pasaron a proporcionar el 94% de la energía primaria en 2015. La apuesta de los nipones parece ser clara, y a los subsidios para la compra de los vehículos FCV se suman los que están ofreciendo para que algunas empresas monten estaciones de hidrógeno y generadores de hidrogeno verde. El consumo de hidrógeno en las pilas de combustible automotor no será lo suficientemente alto como para reducir los costos del hidrógeno, el plan del METI exige un aumento drástico de su uso en el comercio y la industria. Los planes requieren que pequeñas cantidades de hidrógeno sean inyectadas en centrales eléctricas alimentadas con carbón y gas natural, y su uso aumente con el tiempo.

    El ministro de economía alemán, Peter Altmaier, a mediados del año pasado estableció el objetivo de convertir a Alemania en el líder mundial en el desarrollo del hidrógeno verde. Con el objetivo de cumplir el Acuerdo de Paris, busca introducir la movilidad a base del hidrógeno con una fuerte inversión en infraestructura (tiene la gran red hidrogeneras - estaciones de repostaje de hidrógeno – más grande del continente), abastecer de energía a su industria pesada y almacenar el exceso de electricidad generada por las energías renovables cuando hace más sol y viento. Su programa prevé invertir 9.000 millones de euros en el desarrollo del mercado del hidrógeno verde. El objetivo de aumentar la capacidad de producción de hidrógeno verde en Alemania hasta un equivalente energético de 5 gigavatios en 2030 y 10 en 2040.

    EEUU ha desarrollado el mercado automotor, de vehículos a combustible de hidrógeno, más grande del mundo, de la mano de políticas de fuertes incentivos públicos. Estos incluyen autos particulares, autobuses y camiones que recorren sus rutas (mayormente de automotrices asiáticas). El hidrógeno está aún más establecido en el mercado comercial, en el que hay más de 23 mil autoelevadores funcionan con hidrógeno, en almacenes y centros de distribución, tales como Amazon y Walmart. Sin embargo este desarrollo no ha sido parejo, mientras en la costa Oeste hay una infraestructura insipiente, en la costa Este recién se comienza a desarrollar, debido a que no ha tenido un gran impulso de parte de la administración central. Esto sin embargo cambiara drásticamente con el próximo presidente Joe Biden, quien ha remarcado su apuesta por las energías renovables, entre las que se enumera el hidrógeno. El ambicioso plan de Joe Biden, la mayor inversión en la historia, prevé una inversión de US$ 2 trillones en cuatro años. El objetivo es la reconversión de la generación de energía eléctrica a tecnologías libres de carbono para 2035. Su iniciativa no solo busca evitar el cambio climático, también promete generar miles de nuevos puestos de trabajo de calidad y un impulso a su economía.

    La Unión Europea prevé que el 25% de la energía provenga del hidrógeno para 2050. A medida que los gobiernos se lanzan, los inversores privados están apostando. El precio de las acciones de la empresa Sheffield ITM Power, que produce tecnología de hidrógeno verde, ha aumentado un 1.500% en poco más de un año. Reconoce que, a corto y medio plazo, habrá que contar con “otras formas de hidrógeno bajo en carbono (hidrogeno azul) para reducir rápidamente las emisiones y apoyar el desarrollo de un mercado viable” para, más adelante, producir hidrógeno renovable a gran escala e integrar su cadena de valor desde la producción y su transporte. El objetivo es que se emplee en multitud de sectores, incluidas en industrias intensivas como plantas químicas o metalúrgicas, donde tiene difícil penetración la energía eléctrica porque se necesitan altas temperaturas y demostrar “que el acero verde es posible”, dijo Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea para el Pacto Verde. [8]

    Pros y contras

    No todo es color de rosa en el camino del hidrógeno y también tiene sus detractores. Los principales inconvenientes del hidrógeno son el costo y la disponibilidad. Falta de infraestructura y volumen de generación del hidrogeno verde.

    Sin duda la masificar el uso del hidrógeno hará que los costos bajen, a su favor está la gran diversidad de rubros en los que se puede aplicar y en los que otras tecnologías no son viables, como la fabricación de acero, el cemento, el transporte pesado y el comercio (la tecnología de baterías eléctricas no es práctica en la movilidad de barcos, maquinaria pesada, camiones o aviones de gran porte, vehículos de funcionamiento prolongado diario, etc.)

    Otro factor que influye en el costo y en la posibilidad de masificar su uso es la infraestructura. Para alimentar automóviles, barcos, etc., se necesitan lugares donde repostar igualmente distribuidos como las actuales gasolineras y un volumen de generación de hidrógeno que los pueda abastecer. Esto sin duda es un cuello de botella y todo un desafío. Sin embargo, no es la primera vez que el hombre moderno migra de una energía a otra, paso cuando se cambió la energía del vapor a la gasolina, si bien la masividad y extensión de su uso no es comparable, el desarrollo tecnológico y la globalización de la economía es una ayuda para lograrlo. Se necesita una gran inversión inicial, es el impulso necesario que se le debe dar para ganar masa crítica de mercado, para que empresas privadas opten por invertir en esta nueva tecnología. Este impulso inicial debe ser dado principalmente por parte de los Estados y asociaciones comerciales que además le den un marco jurídico que promueva su uso.

    La forma más rápida de masificar la generación es la producción del hidrógeno azul. El hidrógeno así producido, permite disminuir las emisiones de efecto invernadero en, por lo menos un 20%, comparado con la combustión de combustibles fósiles. Pero para lograr una sustancial baja en la huella de carbono con el hidrógeno como fuente energía, su generación debe ser netamente a partir de fuentes libres de CO2 (energías renovables). El llamado hidrógeno generado por electrólisis del a partir de fuentes de energía renovable (principalmente solar o eólica). Este proceso al necesitar gran cantidad de energía se vuelve más caro que los métodos tradicionales. Una opción atractiva es la posibilidad de utilizar la energía remanente eólica y solar, que no se puede acumular, en generar hidrógeno verde, esto sumado a los costes decrecientes para la electricidad renovable, en particular de la energía solar fotovoltaica y eólica, harán económica mente viable su producción hasta llegar a su masificación.

    Según los datos de la IEA, el coste de producir hidrógeno usando energía eléctrica obtenida de paneles fotovoltaicos y centrales eólicas en el mar, podría ser inferior a 2,5 dólares x Kg en la mayoría de países, llegando a 1,6 dólares en lugares particulares (1 kg de hidrógeno contiene casi exactamente la energía química de un galón de gasolina).

    Otra gran ventaja del hidrógeno verde es que puede ser generado en cualquier parte del mundo, solo se debe contar con una fuente de agua abundante y energía renovable disponible (hidroeléctrica, eólica, solar, etc.). Si bien la energía nuclear es una opción ecológica, algunos países han renunciado a su promoción y uso (es el caso de Alemania y Japón). A diferencia del petróleo, todos los países centrales podrán generar su propia energía primaria y también asociarse con países periféricos (algo que ya está sucediendo), con condiciones geográficas óptimas para utilizar energías renovables, para promover usinas de generación de hidrógeno verde y de esta manera evitar la cartelización de este commoditie.

    Referencias
    [1] Jeremy Rifkin (1945, Denver, Colorado) es un sociólogo, economista, escritor, orador, asesor político y activista estadounidense.
    Jeremy Rifkin investiga el impacto de los cambios científicos y tecnológicos en la economía, la fuerza de trabajo, la sociedad y el medio ambiente. Uno de sus libros de más éxito y reconocimiento es el que se titula El fin del trabajo (1995) y La Economía del Trabajo (2002)

    [2] Jeremy Rifkin. La economía del hidrógeno. La creación de la red energética mundial y la redistribución del poder en la tierra. Barcelona: Editorial Paidós, 2002,
    [3] Informe Repsol: https://www.repsol.com/imagenes/global/es/anuario-estadistico-energetico-2019_tcm13-168076.pdf
    [4] https://www.meteored.com.ar/noticias/actualidad/aumento-brusco-en-los-niveles-globales-de-dioxido-de-carbono-coronavirus.html
    [5] https://www.irena.org/publications/2020/Mar/Renewable-Capacity-Statistics-2020
    [6] https://elperiodicodelaenergia.com/bp-energy-outlook-2019-el-mundo-de-la-energia-esta-cambiando/
    [7]https://sponsored.bloomberg.com/news/sponsors/features/hyundai/h2-economy-today/?adv=16713&prx_t=aXwFAX-0-AXSkPA&fbclid=IwAR0zdZFodsknciGSBAx7YuvKxZ_jGP035pT3eFsYww3xtvMOLRmiuK53eXQ
    [8] https://economiasustentable.com/noticias/europa-revela-su-estrategia-para-masificar-el-uso-de-hidrogeno-renovable



  • Hidrógeno: ya comenzó la carrera la por la energía del futuro
    (PARTE II)

    Impulso de la economía post pandemia

    Hoy en día, cerca de 1000 millones de personas aún viven sin electricidad, y cientos de millones más viven con un suministro insuficiente o poco confiable. Al mismo tiempo, aproximadamente 3000 millones de personas utilizan combustibles contaminantes como leña u otra biomasa para cocinar o calefaccionar sus viviendas, lo que genera contaminación del aire en espacios abiertos y cerrados que tiene impactos generalizados en la salud. La energía es un elemento central del desarrollo, hace posibles las inversiones, la innovación y las nuevas industrias que son los motores de la creación de empleo y del crecimiento para economías enteras.[9] El hidrógeno se puede generar básicamente desde cualquier sitio del planeta y la mayoría de la población que carece de la energía eléctrica vive en tierras que reciben mucha luz solar y viento. Desarmar la cartelización de la producción de energía acabaría con algunos de los conflictos geopolíticos históricos desde que se difundió el uso del petróleo como energía primaria.
    Alemania que necesita proveerse de combustible libre de carbono, está compitiendo para forjar acuerdos de producción de hidrógeno con estados socios en el extranjero, de su programa de inversión, €2.000 millones se invertirán en alcanzar acuerdos internacionales. A principios de año Alemania firmó un acuerdo con Nigeria para investigar conjuntamente las cadenas de suministro de hidrógeno en 15 naciones de África occidental. Ese acuerdo y otros que el gobierno espera redactar responderían a dos de las principales preocupaciones sobre el hidrógeno: cómo producir el gas sin aumentar las emisiones y dónde obtener las cantidades necesarias. [10]

    Japón sigue la misma senda, ya tiene convenios con Brunei para abastecerse del hidrógeno que estos produzcan (a partir de gas natural), que se transportara por barco, transformado, en forma líquida. Australia y Noruega también han sido identificadas como posibles proveedores de hidrógeno a partir de fuentes renovables.

    Las naciones africanas podrían convertirse en una fuente abundante de hidrógeno porque los parques eólicos y solares se pueden construir allí en grandes cantidades, alimentando electrolizadores que separan los átomos de hidrógeno del agua.

    Según datos de IEA, cuantos más días de sol y/o viento tenga una zona geográfica, más barato sería producir hidrógeno allí, llegando a menos de 1,6 dólares por kg de hidrógeno en el norte de Chile y Argentina, por ejemplo. Por otro lado la Patagonia es rica en vientos y con una extenso litoral marítimo, lo cual la convierte en una región con amplio potencial para la generación de hidrógeno verde.

    BloombergNEF estima que el hidrógeno podría satisfacer 24% de las necesidades energéticas mundiales para 2050, con ventas anuales comprendidas entre US$200.000 millones y US$700.000 millones. Eso es casi la mitad del mercado petrolero actual, donde la facturación generalmente es de aproximadamente US$1,5 billones o más al año

    “Las tecnologías que reducen las emisiones de carbono, son uno de los objetivos más importantes para los trillones de dólares de gasto, vinculados a los programas de estímulo para aliviar la economía después del coronavirus”, concluyeron más de 200 banqueros centrales, los ministros de finanzas del Grupo de los 20 y los principales académicos en un estudio publicado en mayo de 2020..

    Al presentar una estrategia de la UE destinada a producir 10 millones de toneladas de H2 para 2030, Timmermans dijo: "La nueva economía del hidrógeno puede ser un motor de crecimiento para ayudar a superar el daño económico causado por Covid-19". Alemania ha anunciado un plan de inversión masivo de € 9 mil millones. Peter Altmaier, ministro alemán de asuntos económicos y energía, explicó la lógica: "Al adoptar la estrategia del hidrógeno, estamos allanando el camino para que Alemania se convierta en el líder mundial en el campo de las tecnologías del hidrógeno".

    Julia King, baronesa Brown de Cambridge, es la vicepresidenta de la Comisión de Cambio Climático y una de las patrocinadoras de hidrógeno más influyentes del país. Ella cree que si el Reino Unido actúa con decisión ahora, puede dar un paso gigante para cumplir con el requisito legal de emisiones netas cero para 2050 y convertirse en un líder mundial en un nuevo mercado lucrativo. "Es urgente que el Reino Unido continúe con esto", dijo King. “En términos de tecnología de hidrógeno, tenemos una posición muy fuerte en este momento. En electrólisis, en tecnología de almacenamiento y otras áreas, tenemos compañías realmente dinámicas que necesitamos para ayudar a crecer".

    El gobierno francés anuncio que lanzará licitaciones en 2021 para crear centros de hidrógeno limpio y fábricas de electrolizadores, con un objetivo de 6,5 gigavatios de capacidad instalada para 2030. Es un plan que prevé invertir 7.000 millones de euros para usar hidrógeno limpio en procesos industriales y transporte y así reducir la generación de CO2 del país en 2030 al equivalente a las emisiones anuales de París.

    Aplicaciones del hidrógeno

    Una de las aplicaciones del hidrógeno es en la movilidad. En la actualidad funcionan y se producen miles de autos movidos por pila de hidrógeno (FCV), con perspectiva de que aumente su producción al corto y largo plazo. Las marcas asiáticas Toyota, Honda y Hyundai son las primeras en apostar por el hidrógeno, las tres tienen modelos en producción en serie de esta tecnología. En este ámbito es en donde la energía del hidrógeno tiene más detractores, específicamente en el uso de automóviles. El fundamento de esta postura es que los autos eléctricos (EV) tienen una eficiencia energética mucho mayor que los FCV (un 80% los primeros y un 40% los segundos) y el costo actual por km recorrido, que aún es mayor para la tecnología del hidrógeno. Además hace falta una fuerte inversión en infraestructura se estaciones de expendio para reabastecerse de hidrógeno. El mercado está apostado fuerte a la electrificación y las ventas de vehículos EV (que ya se venden por millones pero apenas alcanzan el 2,5% del mercado mundial) crecerá exponencialmente en la próxima década.
    0cee2261-738d-4704-aac5-ce8d48d16d72-image.png
    Toyota Mirai modelo 2020

    En todo caso lo más probable es que ambas tecnologías, EV y FCV, convivan un largo tiempo impulsando los autos particulares, con alguna preponderancia de una sobre la otra.

    Nichos fuera de competencia

    Sin embargo, el hidrógeno todavía tiene nichos donde sus principales fortalezas, la ligereza y el rápido reabastecimiento, le dan una clara ventaja o donde la electrificación directamente no es aplicable. En vehículos y maquinaria pesada, trenes, barcos e incluso aviones comerciales, la balanza se inclina hacia el nuevo vector. La tecnología de las baterías eléctricas no es práctica, en los vehículos comerciales que necesita correr durante períodos prolongados o largas distancias, con solo breves esperas para repostar. Para maquinaria industrial, agraria, comercial de uso intensivo y vehículos pesados, el hidrógeno parece la opción más viable. Toyota fue más allá, diseño un todo terreno FCV para exploración espacial para surcar al Luna (en donde hay abundante reservas de hidrogeno)

    La mayoría de las principales automotrices tienen proyectos de camiones, autobuses y/o utilitarios movidos a pila de combustible. Y actualmente ya hay varios prototipos circulando por las rutas de Asia, Europa y EEUU. Hyundai es pionera en este rubro al fabricar las primeras diez unidades de serie de un camión de hidrógeno en el mundo, el Xcient Fuel Cell, que será utilizado en Suiza. Transportarán la mercancía de una cadena de supermercados por todo el país helvético, gracias al apoyo de una red de hidrogeneras creada por la misma firma.

    El compendio de vehículos impulsados por hidrógeno ahora se extiende desde excavadoras hasta barcos, camiones, camionetas, autobuses de una sola plataforma y de dos pisos.
    d89fa020-1d1a-49b3-b4d4-3e98052e062a-image.png new_holland_nh2_02.jpg BBC_113174664_jcbpic.png
    Distintos vehículos accionados por pilas de combustible

    Transporte marítimo

    El sector marítimo es responsable de aproximadamente el 2,5% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero del mundo. La Organización Marítima Internacional, una agencia perteneciente a las Naciones Unidas y responsable de regular el transporte marítimo, ha establecido un objetivo global de reducción de emisiones anuales en el sector en un 40% para 2030 y de al menos un 50% para 2050 en relación con los niveles de 2008. Esta regulación ha aumentado la presión para que la industria marítima haga la transición a fuentes de energía más sostenibles. [11] La OMI está actualmente analizando hacer enmiendas al proyecto original en el cual añadiría nuevos requisitos a las medidas de eficiencia energética

    Energy Observer es el primer barco propulsado por hidrógeno y energías renovables, 100% sostenible del mundo. Un laboratorio de investigación flotante que utiliza únicamente hidrógeno generado a partir del agua del océano, energía solar y eólica. Utiliza la tecnología del Toyota Mirai (empresa que apoya la gira mundial) Ha completado 9.000 kilómetros en la primera parte de su “Odisea para el Futuro”, un programa de concientización de siete años que se plasmará en una serie de documentales.
    Energy Observer.jpg
    Energy Observer promocionado por Toyota

    Noruega es el país que capitanea la apuesta a la re conversión del tráfico marítimo. En el año 2021, el país escandinavo pondrá en funcionamiento un ferry eléctrico propulsado por hidrógeno que conectará los puertos de Hjelmeland, Skipavik y Nesvik. Tendrá una capacidad de 299 pasajeros y 80 automóviles y supondrá un ahorro de alrededor de 4.000 toneladas/año de emisiones de CO2 a la atmósfera. También en Noruega, se está construyendo un buque con pila de combustible de hidrógeno dedicado a la construcción y reparaciones en alta mar. Con 99 metros de eslora, será la embarcación de hidrógeno más grande del mercado.

    La multinacional suiza ABB e Hydrogène de France (HDF) –especialista francés en tecnologías de hidrógeno– han firmado un acuerdo de colaboración para fabricar de forma conjunta celdas de combustible de hidrógeno a escala de megavatios, capaces de alimentar grandes buques oceánicos. Su objetivo es que pueda alimentar los grandes buques de la industria naviera para que puedan desplazarse y generar la electricidad que necesitan en sus operaciones. En paralelo, con el uso de energías renovables para producir hidrógeno, toda la cadena energética será limpia durante la vida útil de estas embarcaciones, eliminando todas las emisiones. [12]

    En Francia, el próximo año podría entrar en funcionamiento la primera embarcación fluvial con pilas de combustible de hidrógeno, que circularía por las aguas del Ródano. En esta misma línea, el Puerto de Amberes, en Bélgica, ha ordenado la construcción del primer remolcador impulsado por hidrógeno.

    Trenes

    Alemania es el país que ha puesto en servicio el primer tren comercial del mundo con tecnología de pila de combustible a hidrógeno. Los trenes, llamados Coradia iLint (fabricados por TGV Alstom), realiza desde 2018, un recorrido de 100km en Baja Sajonia. Pueden recorrer alrededor de 1.000 km con un solo tanque de hidrógeno (recargable en 15 minutos), autonomía similar a la gama de trenes diésel.
    coradia_ilint-Alston.jpg
    Imagen tren de ALSTOM

    En el Reino Unido se pretenden poner en funcionamiento trenes con celdas de combustible de hidrogeno, apodados “Breeze”, para el 2022. Eversholt Rail Group (operadora de FFCC en el Reino Unido) y la francesa Alstom, están trabajando en la conversión de trenes del modelo British Rail Class 321, unidades múltiples eléctricas (EMU). Este proyecto cuenta con el apoyo y aporte del gobierno británico, el cual desembolsara £ 23 millones, según declaraciones de Claire Perry, Ministra de Energía y Crecimiento Limpio del Reino Unido. Claire dijo, “El Reino Unido está en camino cuando se trata de hacer crecer una economía de hidrógeno líder en el mundo, y a través de nuestra moderna estrategia industrial”.

    Aviación

    El título de primer avión propulsado por hidrogeno se del Túpolev Tu-155 (una variante modificada del Tu-154). Voló por primera vez en 1988 y se mantuvo como plataforma de estudio para alternativa de combustible en las turbinas de aviación. El proyecto se abandonó con la caída de la Unión Soviética.

    ZeroAvia, una empresa británica, completo con éxito su primer vuelo de un Piper Clase M de seis plazas modificado para su propulsión con hidrógeno. Este es el primer paso hacia un avión mayor, capaz recorrer hasta 800 km, con su combustible de hidrógeno, para cubrir vuelos regionales. El proyecto es financiado parcialmente a través del Instituto de Tecnología Aeroespacial (ATI) del Gobierno de Reino Unido.
    zero avia hibirdosyelectricos.jpg
    Piper de ZeroAvia

    Airbus presentó los ZEROe, tres diseños de aviones conceptuales motorizados por hidrógeno. Los primeros prototipos se probarán en 2025. Con estos conceptos Airbus busca reducir las emisiones de dióxido de carbono procedentes de la aviación en hasta un 50%.
    Airbus 1366_2000.jpg
    Imagen AIRBUS

    No se acaban aquí las propuestas de aeronaves propulsadas por hidrogeno. Skai es el nombre que recibe una innovadora aeronave VTOL, en forma de dron gigante, que se convertirá en unos de los futuros taxi voladores que surcaran las nuevas metrópolis. Esta será el primero en estar propulsado enteramente por hidrogeno. Fue diseñado y construido por la startup Alaka'i, promete volar a 190 km/h, con una autonomía de hasta cuatro horas y un alcance de unos 640 km Actualmente está en proceso de certificación de la FAA.
    SKAI.jpg
    Imagen SKAI (xataka.com)

    En la aviación el hidrógeno tiene una importante ventaja sobre su aplicación en automóviles, sus puntos de repostaje están focalizados en aeropuertos y aeródromos y su cantidad seria sustancialmente menor.

    Redes domiciliarias de gas y generación de energía

    En el Reino Unido se ha desarrollado una prueba piloto (llamado proyecto HyDeploy) mezclando gas natural con un 20% de hidrógeno, en parte de la red privada de gas en el campus de la Universidad de Keele en Staffordshire. Al añadir hidrógeno se reduce la cantidad de CO2 cada vez que se enciende la calefacción o al cocinar sin que haya que adaptar los aparatos de calefacción o cocinas.

    Otra implementación del hidrógeno como energía en las redes de gas se realizó en Italia, ha sido a través de la firma Snam, un operador de redes de gas natural en Italia y por toda Europa, con una red existente de 40 mil kilómetros de extensión. Estos suministraron una mezcla de hidrógeno y gas natural a una línea de gas existente de una fábrica de pastas en Nápoles. Esto es parte de pruebas iniciales para pasar a masificar la oferta.

    Gobierno francés está analizando junto con las empresas de redes de gas (GRDF para tuberías pequeñas y GRTgaz para infraestructuras grandes) las posibilidades de la inducción de hidrógeno en estas. Se están elaborando pruebas piloto.

    El proyecto Hyflexpower, realizado por un consorcio de empresas y universidades europeas, se lanzará en las instalaciones de Smurfit Kappa PRF, una empresa especializada en la fabricación de papel reciclado, en, Francia. El propósito de este proyecto es demostrar que el hidrógeno se puede producir y almacenar a partir de electricidad renovable y luego sustituir al gas natural que se inyecta a una turbina de gas industrial Siemens SGT-400 existente para convertir el hidrógeno almacenado en electricidad y energía térmica. [13]

    Otra practicidad del hidrógeno es que se puede distribuir a comunidades aisladas (poblaciones en regiones montañosas, islas, etc.), en donde es antieconómico el desarrollo de una red de transporte eléctrico o de gas. Esta aplicación ya se puso en práctica en el Reino Unido, para abastecer de energía a pequeñas comunidades en las islas Orcadas en el Mar del Norte. Otra aplicación en este sentido lo hizo Australia, en forma experimental generando hidrogeno a partir de energía eólica en su estación antártica de Mawson

    La firma Honda desarrollo un sistema autónomo doméstico (Energy Home Station) que sirve para producir hidrogeno a partir de energía solar capaz de repostar vehículos a pila de combustible y también generar electricidad y agua caliente para un hogar.

    Aplicación militar del hidrógeno

    Las ventajas son muy evidentes, poder generar el propio combustible en el lugar donde operen las unidades es una ventaja sin igual. Independizarse de un abastecimiento logístico no solo ahorra recursos sino que hace más poderosa a cualquier unidad independientemente de donde se encuentre (siempre que tenga una fuente de agua abundante). En especial los navíos tendrán una mayor independencia del reabastecimiento, incluso llevara a su rediseño ya que necesitaran menos espacios para el reservorio de combustible.

    Los vehículos impulsados por hidrógeno son máquinas silenciosas y generan una firma térmica mucho menor que los vehículos a combustión y no generan emisiones al ambiente (salvo agua), lo que hace más difícil su rastreo. Una ventaja más de los vehículos FCV es que además de su uso como transporte, se pueden convertir en un generador de energía. Las celdas generan una corriente eléctrica que se puede derivar hacia enchufes externos para alimentar distintos dispositivos de sus usuarios, como una mini central generadora de energía. Incluso se pueden trasformar en una fuente de agua potable, ya que el residuo de la combustión entre el hidrógeno y el oxígeno es ese mismo líquido.

    Las celdas de combustible de hidrógeno son de por si fuentes de energía que se pueden utilizar para alimentar de energía y calefacción a campamentos de campaña.

    Ya algunas firmas se han animado a diseñar vehículos a hidrógeno para su uso exclusivo militar. Una de ellos es la Chevrolet Colorado ZH2, una pick-up que mide 2 metros de alto por 2,13 de ancho, equipada con unas ruedas y suspensión especiales para travesías a campo través. Se trata de un vehículo movido por un motor eléctrico, cuya energía se obtiene mediante pila de combustible de hidrógeno Desarrollada en 2016 en conjunto de General Motors y el US.Army, se encuentra en fase de experimentación.

    Chevrolet ZH2 1.jpg Chevrolet _2000 1.jpg
    Chevrolet Colorado ZH2

    Kia, el fabricante de automóviles coreano está evaluando en la actualidad aplicar la tecnología de pila de combustible en nuevas plataformas para vehículos militares de próxima generación y generadores de energía de emergencia. Este desarrollo lo lleva en conjunto con el Ejército.

    Aún más aplicada la energía del hidrógeno es en la impulsión de los submarinos. La tecnología llamada AIP es utilizado por varios modelos de submarinos modernos como fuente auxiliar de energía.

    Perspectivas de Mercado

    Un informe temático elaborado por Bank of America, sobre la tecnología H2 en el mercado energético, indica que generará 2,2 billones de euros de ingresos directos y 10 billones derivados de posibles infraestructuras para 2050. Esta a su vez impulsara la capacidad de generación de energía renovable necesaria para la producción ecológica de hidrógeno, que podría multiplicarse por 10, como poco, en los próximos 30 años. [14]
    Se estima que si el 1% de los autos en circulación del mundo se convertirían a hidrógeno se crearía un mercado de hidrógeno estimado de 15 billones de euros.

    Actualmente se producen unas 80 millones de toneladas de hidrógeno cada año, se espera que aumente en unos 20 millones de toneladas para fines de la década. Muchos estudios sugieren que el verdadero salto se dará entrando la próxima década en adelante, para el 2050, en que la producción habrá crecido a alrededor de 600 a 700 millones de toneladas.

    Japón, los países de Europa, Corea, China y EE.UU. estiman que para 2030 van a tener 2,7 millones de autos particulares eléctricos a hidrógeno y casi 40.000 vehículos comerciales a hidrógeno. Esa flota de vehículos consumiría unas 710.000 toneladas de hidrógeno por año. Algunos analistas estiman que un 40% de ese hidrógeno podría llegar a ser producido por esos mismos países. Por lo tanto, el 60% (unas 430.000 tn) restante es una oportunidad para aquellas naciones que estén en condiciones de exportar.

    Referencias
    [9]Informe del Banco Mundial: https://www.bancomundial.org/es/topic/energy/overview
    [10] https://elperiodicodelaenergia.com/alemania-disena-su-estrategia-para-sustituir-los-combustibles-fosiles-por-hidrogeno/
    [11] https://www.imo.org/es/MediaCentre/PressBriefings/Paginas/26-ISWG-GHG.aspx
    [12] https://www.hibridosyelectricos.com/articulo/actualidad/abb-hidrogeno-grandes-buques-oceanicos/20200410113357034385.html
    [13] https://press.siemens.com/global/en/pressrelease/hyflexpower-worlds-first-integrated-power-x-power-hydrogen-gas-turbine-demonstrator
    [14] https://elpais.com/economia/2020-10-17/la-hora-del-hidrogeno-verde.html



  • Que bueno esto, espero que se siga desarrollando, estas nuevas tecnologías es donde Argentina tiene que aprovechar y darle impulso y así no perder terreno para estar en la conversación grande a futuro.

    Saludos



  • DESARROLLO DEL HIDRÓGENO VERDE EN LA ARGENTINA

    En 1996 se fundó la Asociación Argentina del Hidrógeno (AAH) bajo el auspicio de la Universidad Nacional de La Plata, para difundir y promover este nuevo vector energético, dándose los primeros pasos en este sentido.

    En el 2002 la Municipalidad de Pico Truncado(Santa Cruz) hizo un convenio con la AAH, para instalar la primera planta experimental de hidrógeno de Argentina y de América Latina. Su construcción comenzó en el año 2003 y en 2005 fue inaugurada. La localidad contaba con el parque Eólico Jorge Romanutti, con dos aerogeneradores de 600 kilovatios, equivalente al 36% del consumo de la ciudad. Se procuraba que la energía que no se aprovechaba, podría destinarse a la planta de hidrógeno para así acumularla y utilizarla en otras aplicaciones e incluso venderla. La planta comenzó a funcionar con un electrolizador, (equipo para la generación de hidrógeno), donado por la Universidad de Quebec (Canadá). El aparato de 5 kilovatios, tenía una capacidad de producción de 1m3 /hr de hidrógeno y ½ m3 /hr de oxígeno (para ser utilizado en la industria o fines medicinales). En el 2011 se instaló un electrolizador que fue fabricado totalmente en Argentina en el ITBA (Instituto Tecnológico Buenos Aires) que producía 5m3 /hr nominal de hidrógeno y auto comprimía saliendo a 30 bares de presión. La planta cuenta con laboratorios donde se experimenta el almacenadores de hidrógeno en base a hidruros, conversión de motores ciclo OTO para funcionar con combustible hidrógeno y quemadores catalíticos para uso del hidrógeno como combustible. También cuenta con una estación con dos surtidores de expendio, uno de hidrógeno 100% y el otro “hidro – gas”, un mix de gas que se obtiene con GNC proporcional 80% más 20% de hidrógeno. El municipio adapto dos camionetas para el uso de hidrógeno. En el 2014 la planta se encontraba en una etapa de incorporar un nuevo equipo electrolizador adquirido en Suiza para producir hidrogeno a nivel industrial, pero una serie de denuncias judiciales cruzadas y cambio de gobierno detuvieron su operación.
    alt text

    Durante la gestión de Nestor Kirchner, en el año 2006 fue promulgada la Ley Nacional N⁰ 26.123, “Régimen para el desarrollo de la tecnología, producción, uso y aplicaciones del hidrógeno como combustible y vector de energía”. Se declara el interés nacional el desarrollo de la tecnología, la producción, el uso y aplicaciones del hidrógeno como combustible y vector de energía, y se promueve la investigación, el desarrollo, la producción y el uso del hidrógeno como combustible y vector energético, generado mediante el uso de energía primaria. La Ley regula, además, su utilización en la matriz energética. En el 2014 un grupo de expertos nacionales, redacto un Plan Nacional de Hidrógeno (PNH), como preveía la Ley. En el mismo se contempla la creación del Fondo Nacional del Hidrógeno (FONHIDRO) para financiar las actividades que prevé la Ley. Esta ley no ha entrado en vigencia ya que hasta el dia de hoy no se ha promulgar el Decreto Reglamentario.

    La ventaja competitiva de la Argentina es su región patagónica, la cual es una de las regiones del mundo con mejores condiciones para la instalación de aerogeneradores. Analizando el factor de carga (cociente entre la energía generada en un determinado período de tiempo y el máximo que sería posible producir en el mismo período) de los principales parques eólicos del país, el promedio fue superior al 36%. Si consideráramos sólo los ubicados en la provincia de Chubut, se alcanzan valores por encima del 40%. Un caso singular es el parque Manantiales Behr (Chubut), operado por YPF Luz. que registró un récord de rendimiento en los primeros nueve meses de operación, alcanzó un factor de capacidad promedio de 62% de la potencia instalada, con picos de hasta 71%. En regiones centrales de Europa se logran factores de carga del 20% (Alemania 18,7%, Italia y Suiza 20%). Países con mejores condiciones y gran desarrollo de la industria eólica, tales como EEUU, Dinamarca, Irlanda y Noruega poseen factores de carga levemente superiores al 30%. En instalaciones off shore (en el mar, donde la instalación y mantenimiento tiene un costo mayor) de países como Holanda y Reino Unido, se mejora hasta valores máximos de alrededor del 37%. Todo ello hace que el costo de generar hidrogeno verde sea mucho menor que en muchas otras partes del Mundo. Por ejemplo, de acuerdo a supuestos estándar, para obtener una tasa de retorno del 12%, un proyecto con un factor de carga 15% menor que otro requeriría un precio casi 15% mayor.

    El ingeniero Erico Spinadel, presidente de la Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE), declaró: “El viento patagónico es único en el mundo para la generación de energía eólica. Pero, la Patagonia queda muy lejos de los centros de consumo. La distancia entre Río Turbio y Zárate, pensado como centro de la demanda, es igual a los kilómetros que hay desde Stuttgart (Alemania) hasta la isla Madeira (Portugal)”, y agrego, “es por ello que al viento del sur del país habría que agregarle valor en la zona, como ser a través de la instalación de industrias que demanden energías renovables”.

    La firma Hychico (del grupo energético Capex SA) es otra pionera en la producción de hidrogeno verde en Argentina. En el 2008 inauguró una planta en las afueras de Comodoro Rivadavia (Chubut). La planta de producción de hidrógeno limpio, cuenta con dos electrolizadores con una capacidad total de 120 Nm3/h de hidrógeno y 60 Nm3/h de oxígeno. Los electrolizadores están alimentados por el Parque Eólico Diadema con siete aerogeneradores con una potencia total de 6,3 MW. Este parque eólico ha logrado factores de carga promedio del orden del 50%, entre los mejores del mundo. El hidrógeno producido comenzó a ser utilizado en la generación de energía, mezclándolo con gas natural para alimentar un motogenerador de 1,4 MW. Con distintos ensayos se alcanzó una mezcla de hasta 42% de hidrógeno en la unidad de generación. Por otro lado, el oxígeno generado es vendido a la empresa Air Liquide, que lo usa para aplicaciones industriales. El objetivo a largo plazo trazado es la exportación del hidrogeno como combustible verde, el proyecto transita el desarrollar el know how destinado a reducir costos y mejorar la competitividad para insertarse en el mercado internacional. alt text
    En enero de 2009 comenzó a funcionar el primer Módulo Argentino de Energía Limpia (MAEL I), para proveer de energía limpia, a base de hidrogeno, en la Base Esperanza. Argentina se convirtió así en el segundo país en instalar equipos de hidrógeno en la Antártida. El MAEL I es un desarrollo totalmente argentino que surge del trabajo conjunto entre el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), la Planta Experimental de Hidrógeno de Pico Truncado, la Asociación Argentina del Hidrógeno y la Escuela Superior Técnica del Ejército. Es un sistema experimental para producción, almacenamiento y usos del hidrógeno, a partir de energía eólica para sitios aislados. El sistema consiste de un contenedor que alberga el electrolizador, un grupo electrógeno a hidrógeno, batería de almacenaje, electrónica de potencia y sistemas de seguridad. Un aerogenerador de 5kW alimenta al electrolizador. El sistema genera 0,7m3N/h de hidrógeno y oxígeno a 30 bar, y almacenar hasta 10 m3 normales de hidrógeno (equivale a 33 kWh). El hidrogeno además de generar energía, se utiliza en experimentar otras aplicaciones para lo que se instaló un horno y una hornalla a hidrógeno y un equipo de soldadura a hidrógeno y oxígeno Por su parte la Escuela Superior Técnica del Ejército desarrolló y perfeccionó una pila de combustible tipo PEM que a partir del hidrógeno proporciona electricidad suficiente para el funcionamiento de elementos de computación e informática.
    alt text

    En el 2010, la firma Air Liquide, inauguro su planta de producción de hidrógeno en Campana. En este caso se produce hidrogeno azul (a partir de combustibles fósiles). Del proceso de producción de hidrógeno se libera dióxido de carbono que se captura, purifica y comercializa en el mercado alimenticio (bebidas carbonatadas). Esta planta posee una capacidad de producción de 14700m3 de hidrógeno y como subproducto 120 ton/diarias de dióxido de carbono (CO2).

    Durante el anterior gobierno se intentó darle impulso a la producción del hidrógeno a partir de una iniciativa de Toyota Argentina que le presentó al ex presidente Macri un plan para fomentar el trabajo en conjunto entre Argentina y Japón en la búsqueda de nuevas oportunidades de negocio para la producción y exportación de hidrógeno. En 2019 Takeshi Uchiyamada directorio de Toyota Motor Corporation y miembro del Hydrogen Council (iniciativa global conformada por empresas de energía, transporte e industria que busca desarrollar una economía basada en el hidrógeno), hizo mención de estas gestiones durante el anuncio del traslado de las operaciones de su División para Latinoamérica y el Caribe (LACD, según sus siglas en inglés) desde Japón a la Argentina En palabras de los directivos de Toyota, “Argentina tiene las condiciones naturales para producir y exportar hidrógeno como combustible a gran escala”. Esta iniciativa quedo en la nada con el cambio de gobierno, la recesión económica y medidas tomadas por la pandemia que sufrió en particular la industria automotriz.

    En julio de 2020, Y-TEC lanza el Consorcio para el Desarrollo de la Economía del Hidrógeno (H2ar), con el que se pretende conformar un espacio de trabajo entre las principales empresas que integran la cadena de valor del hidrógeno. Las compañías que forman parte del consorcio son: YPF, Siemens Energy, Toyota Argentina, Cargill, Alstom Group, Pampa Energía, Tenaris, Ternium, Scania, YPF Luz, Profertil, Compañía MEGA, TGN, TGS, Genneia, Baker Hughes, Sumitomo Corporation, Loma Negra, IEASA, Emerson, ABB, CGC, Trafigura, Explora, SICA, ABO Wind, AES Argentina, Air Liquide, Honeywell, Air Products, Hychico, Praxair, AESA y Soluforce.

    El primer paso se dio con un encuentro virtual del que participaron más de 40 empresas interesadas en ser parte de la industrialización de este sector en el país. Durante el mismo se definieron 7 objetivos de trabajo para la primera etapa, que durara dos años. Se trabajará en el estudio de escenarios para la producción, transporte y exportación de hidrógeno, así como la evaluación de oportunidades de aplicación específicas en campos de la movilidad, la industria, la red de gas natural y la energía eléctrica.
    alt text



  • Chile piensa en liderar el desarrollo del hidrógeno verde en la región

    El Gobierno de Chile presentó la estrategia de hidrógeno verde. Busca desarrollar en el país la industria del hidrógeno verde y situar a Chile entre los principales productores del mundo de este combustible renovable al 2040.

    El Presidente Piñera destacó: “El hidrógeno nos permitirá apostar por un desarrollo balanceado en todo el país, así como promover el crecimiento de nuestro capital humano, generando un motor de progreso y reactivación económica. El hidrógeno verde nos permitirá exportar nuestras energías renovables a un mundo que avanza rápidamente hacia la descarbonización y que necesita de energías limpias y asequibles”.

    Nota completa: https://webpicking.com/chile-lanza-estrategia-de-hidrogeno-verde/



  • Cuatro trenes a hidrógeno que se desarrollan en Europa

    Austria pone en funcionamiento su primer tren de hidrógeno con servicio regular de pasajeros
    alt text
    Tras completar con éxito las pruebas realizadas en el norte de Alemania entre 2018 y 2020, el Coradia iLint llega ahora a Austria
    https://movilidadelectrica.com/coradia-ilint-austria/

    Talgo Vittal-One, el nuevo tren de hidrógeno que estará listo en 2023
    alt text
    El tren comenzará las pruebas de validación de la tecnología de hidrógeno en vía en 2021
    https://movilidadelectrica.com/talgo-nuevo-tren-de-hidrogeno/

    Deutsche Bahn y Siemens entran en la Era del Hidrógeno
    alt text
    Se trata de un proyecto conjunto para desarrollar un nuevo tren regional y una estación de combustible específica. El sistema completo, desarrollado para impulsar la movilidad sostenible, tendrá una fase de prueba de un año.
    https://smartgridspain.org/web/hidrogeno/2020/11/24/deutsche-bahn-y-siemens-entran-en-la-era-del-hidrogeno/

    El primer tren de hidrógeno de Reino Unido está listo para funcionar en las vías principales
    alt text
    https://www.eliberico.com/el-primer-tren-de-hidrogeno-de-reino-unido-esta-listo-para-funcionar-en-las-vias-principales/


Log in to reply
 

48
Online

278
Users

250
Topics

5.6k
Posts