Noticias de China



  • LA OTRA ARMADA DE XI JINPIN: el preocupante saqueo de mares que crece al amparo del régimen chino

    alt text

    Miles de buques pesqueros esquivan autorizaciones y reglas internacionales. A su paso, destruyen economías y biodiversidad, poniendo en riesgo la fauna marina y el sustento de millones

    El cálculo es casi imposible. Sobre todo porque no hay un registro oficial del saqueo. Al tiempo que 17 mil buques chinos navegan con sus redes por todos los océanos, miles de millones de dólares se escapan de las arcas de los países que tienen una porción de mar, la mayoría de ellos sin la fuerza suficiente para expulsar a los pesqueros que mojan redes bien lejos de su tierra, retornándolas repletas de peces.

    Es indistinto si las víctimas son naciones con cierto grado de estrechez diplomática, ideológica y cultural. O por el contrario, si están en las antípodas. En el Mar de Japón, por ejemplo, se lleva a adelante una de las más graves depredaciones marítimas: lo padecen sus socios de Corea del Norte, dictadura a la cual ni siquiera le paga un canon: Beijing adhirió a las sanciones impuestas por Naciones Unidas por sus pruebas misilísticas y no está en condiciones de ayudar a su famélico vecino.

    Entre 2017 y 2018, en esas riquísimas aguas, China pescó la misma cantidad de calamares que Japón y Corea del Sur combinados: 160 mil toneladas, un equivalente a 440 millones de dólares al año, de acuerdo a un análisis detallado y publicado en Science Magazine. En tanto, una investigación realizada por el periodista Ian Urbina para The Outlaw Ocean Project en conjunto con NBC, dejó en evidencia la piratería en esa zona del planeta.

    Cuando al régimen de Xi Jinping se le reprocha su inacción, juega al desentendido: señala que su gobierno persigue siempre la ilegalidad de esos pesqueros. Sin embargo, regresan a los poco auditados puertos de China cargados de alimentos congelados que consiguieron muy lejos de allí. La motivación de Beijing por terminar con estas prácticas parece tener un correlato en otra actividad: los laboratorios clandestinos que comercian con el fentanilo y actúan con cierta complicidad estatal.

    “Beijing socava el potencial económico de los países y roba su dinero”, explica un analista europeo conocedor del problema de dimensiones oceánicas. “Para peor, no lo usa sólo para su mercado doméstico, sino que además lo revende en el mercado internacional. Es irónico: muchas veces hasta lo vende a aquellos países a los que saqueó”. Peces (dinero) con el dueño equivocado.

    Luego de la pandemia por COVID-19 esa práctica no cesó. Por el contrario, países latinoamericanos tuvieron actuar de forma casi extrema para repeler a aquellos pesqueros amantes de lo ajeno y de precaria identificación. Hacia fines de abril, la noticia de que buques chinos estaban depredando el fondo marino argentino activó a la prefectura del país para que actuara de inmediato. Fue luego de que se filtraran fotografías que mostraban la desvergüenza: una larga línea de luces en el horizonte infinito del Atlántico Sur. Se calcula que eran alrededor de 300 barcos. Sí, 300. Las autoridades lograron una pesca magra: tan solo tres embarcaciones ilegales. Eran demasiadas: desaparecen unos días y vuelven a cruzar la línea de soberanía, una y otra vez.

    Ecuador es otro de los países que padece este atropello acuático. El gobierno de esa nación parece decidido a enfrentar al chino. Mucho más luego de que Beijing denunciara el 10 de julio que los camarones que había exportado de sus aguas estaban contaminados con coronavirus. La acusación, sin base científica que la sostenga, significó un golpe en la economía ecuatoriana, el principal productor mundial de ese crustáceo. Ecuador exportó alrededor de 4.000 millones de dólares de ese bien comestible el año pasado. De ese total, un 55% fueron ventas al mercado chino.

    Ahora, 340 buques chinos sin permiso permanecen agazapados en las cercanías de las Islas Galápagos. Saben que la vigilancia de la Armada no durará por siempre: implica gastos extraordinarios para cubrir un área de unos 197.300 kilómetros cuadrados en la zona marítima exclusiva continental, mientras que en la del archipiélago son unos 419.700 kilómetros cuadrados. La flota de Xi Jinping cuenta con una ventaja genética: tiene una paciencia que puede ser eterna.

    Galápagos -Patrimonio de la Humanidad, de acuerdo a las Naciones Unidas- cuenta con uno de los ecosistemas más ricos en biodiversidad del planeta, está en peligro. Este viernes, Quito, Guayaquil y Galápagos fueron protagonistas de protestas de ambientalistas que exigen que esos depredadores abandonen las aguas pacíficas. “Mientras vamos en los cruceros hemos visto que en la playas de lugares remotos existen bastante botellas chinas”, remarcó Natali Constante, una guía de la isla. También contó a medios locales que incluso los tiburones -muchos de los cuales son monitoreados por GPS- “se están yendo cada vez más lejos”.

    Para peor, esa voracidad pesquera atenta contra los pobladores locales de aquellas islas. Contra su economía y contra su plato diario. La pesca comercial está permitida en algunas áreas de la exclusiva reserva. La langosta, por caso, es una importante fuente de ingresos para la población del lugar. Además, los pescadores de Ecuador viajan regularmente a la zona en busca de dorado, tiburón y atún. Hoy, si levantan la vista, podrían divisar un confín de barcos chinos.

    “China actúa como un poder imperial que ilegalmente explota los recursos naturales a cambio de vender mercadería barata”, se queja un empresario europeo con sede en América Latina que conoce cómo actúan estos grupos ilegales. Teme dar su nombre y hasta el país en el que opera: sabe que su licencia podría verse perjudicada ante la llamada furiosa de un diplomático del Partido Comunista Chino (PCC) a cualquier gobierno.

    Liberia, otra nación poco desarrollada, también sufre las consecuencias de la captura descontrolada. A sus costas arribaron “super jabegueros”, unas embarcaciones que arrastran sus redes para cazar en aguas profundas. Su tamaño y capacidad son de una escala previamente desconocida en aquella nación africana. En esas aguas, los marineros de Xi Jinping no tienen competencia: los pescadores autóctonos cuentan con precarios botes de madera, canoas. Eso sí, dependen de ellas para sobrevivir. Allí, el régimen chino consiguió una licencia. La depredación lleva un sello oficial. Al fin.

    El IUU Fishing Index -índice que mide la pesca ilegal y la actividad no denunciada y no regulada- es elaborado cada año desde 2013 por Global Initiative, una ONG compuesta por 500 líderes en derechos humanos. Del informe también participó Poseidon Aquatic Resource Management, una firma consultora de pesca y acuicultura. El ranking ayuda a conocer cómo loas naciones se comportan en esta industria y los esfuerzos que hacen para mantenerla bajo regulación internacional. En 2019, Bélgica fue el país mejor calificado; China, el peor.

    “Luego de haber agotado las poblaciones de peces en aguas nacionales y alentadas por los subsidios, las flotas pesqueras de aguas distantes de China han estado viajando cada vez más lejos, y sus empresas han estado construyendo más y más embarcaciones para satisfacer la creciente demanda de productos del mar”, dijo a Voice of America Miren Gutiérrez, investigadora asociada del Overseas Development Institute (ODI), con sede en Londres. Ese instituto contabilizó unos 17 mil buques chinos pescando alrededor del mundo.

    Entre las conclusiones que expuso Urbina en su investigación, figura un concepto terminante que no puede esquivarse ante los ojos onmipresentes del aparato estatal chino: el que se refiere a “una armada invisible”. Es la otra flota de Xi Jinping. “China está enviando una armada invisible de barcos industriales para pescar ilegalmente en aguas de Corea del Norte, desplazando violentamente a los barcos más pequeños y encabezando una disminución de más del 70 por ciento en las poblaciones de calamar, que alguna vez fueron abundantes”.

    Esos botes pequeños y precarios se pierden entre ondas infinitas hasta llegar, como fantasmas, a las costas de Japón donde la marea los baña durante días, hasta ser descubiertos por oficiales locales. Por años arribaron a las playas niponas con un cargamento macabro: los cuerpos de sus marineros que debieron huir de los buques de mayor calado y que perecieron de sed y hambre durante días de naufragio. El misterio perduró durante años en las autoridades japonesas. La crónica de Urbina develó la verdad.

    El régimen de Beijing parece no fijarse en qué aguas pesca: ni se apiada de sus aliados más próximos ni de los más distantes, por más necesitados que estén sus habitantes de algo tan básico como es capturar un pez.

    https://www.infobae.com/america/mundo/2020/08/15/la-otra-armada-de-xi-jinping-el-preocupante-saqueo-de-mares-que-crece-al-amparo-del-regimen-chino/



  • El visionario Milton Friedman y China

    De acuerdo con las enseñanzas de Friedman, el milagro económico chino confirma que una mayor prosperidad para la gente solo se puede lograr expandiendo los derechos de propiedad privada y promoviendo el libre mercado.

    Milton-Friedman.jpg

    El economista Milton Friedman ganó el Premio Nobel de Economía en 1976. Antes del anuncio del premio, casi un mes antes, Mao Zedong murió. Cuatro años después de la muerte de Mao, Friedman visitó China por primera vez. A su regreso, predijo que China tenía el potencial de reflejar el rápido crecimiento económico observado en Japón y Alemania después de la Segunda Guerra Mundial. En ese momento, Friedman estaba casi solo en hacer una evaluación claramente positiva del futuro económico de China.

    Es importante recordar que en 1980, el 88 por ciento de la población china todavía vivía en la pobreza extrema. Solo cuatro décadas después, la tasa de pobreza extrema ha caído a menos del 1 por ciento. Nunca en la historia tantas personas habían escapado de la pobreza en tan poco tiempo. ¿Cómo pasó esto? Esa es una de las preguntas más importantes del siglo y la respuesta depende en gran medida de cómo una persona ve el papel del mercado y el estado.

    Friedman visitó China por segunda vez en 1988 al mismo tiempo que el libertario Instituto Cato organizaba una conferencia en Shanghai, un evento extraordinario en sí mismo. Friedman pronunció un discurso en la conferencia y no ocultó el hecho de que la transición de una economía planificada a una economía de mercado también implicaría costos considerables. Pero agregó: “Es un tributo a los actuales líderes de China que están comprometidos en un esfuerzo serio para hacer la transición.

    Toda la nota: https://nationalinterest.org/feature/visionary-milton-friedman-and-china-171156



  • Cuando los judíos hablan solo boludeces salen de su boca.



  • Las generalizaciones llevan a errores, Einstein también era judio



  • @Caronte dijo en Noticias de China:

    Cuando los judíos hablan solo boludeces salen de su boca.

    Hay un poco de comentario en tu antisemitismo.



  • @Pepinillo poco, yo diría full antisemitismo, de poco no hay nada ahi!!!



  • Lo que diga Friedman, bueno, se puede estar o no de acuerdo. Porque no sê cuanto hay de propiedad privada en China o de libre mercado, mas bien está todo controlado por el estado. Como ya lo definieron otros es un capitalismo estatal.



  • En China existe tanto la propiedad privada cómo el libre mercado, la diferencia es que eso se desarrolla con controles estatales bien ejecutados como corresponde. Cuando te proponen a jugar un juego que no lo inventaste vos y que las reglas no las imponen vos, entonces si no queres que el juego de la democracia y el libertinaje te coma como sociedad (mejor ejemplo que el Argentino no existe) tienes que imponer fuertes controles estatales.
    China lo supo hacer y paso de una China en los años 50 quedada en la época medieval a hoy en dia disputarle el mercado mundial a USA y UK dueños del juego y los que imponen las reglas a los demás...
    Pero como ahora su mismo juego se lo empiezan a tragar se cierran ellos e imponen el látigo como país Socialista de mediados del siglo pasado....
    Hay que entender de una buena vez que no podemos tener la "Democracia" ni la "economía" de las potencias por que ellos ponen las reglas y ellos las violan cuando es necesario, nosotros no lo podemos hacer.
    Al pueblo "corrupto" Argentino (osea una parte pequeña de la sociedad con aires de colonia) Le metieron el dólar en la cabeza a finales de los 60s como a los hippies la droga (así estamos) Ahora como no fabricamos dólares entramos a jugamos el juego de ellos con las reglas de ellos vivimos tapando agujeros y hundiéndonos a la velocidad prevista por que no lo podemos manejar y no aceptamos que nos están manipulando de afuera...
    Brasil no aceptó el juego del dólar y los resultados están a la vista, China no aceptó el juego del dólar y los resultados están a la vista..
    Señores no hay que aceptar que los medios de comunicación, internet, diarios y revistas nos mientan tan descaradamente y nosotros compremos mansamente pescado podrido y fake News todo el tiempo!!!!



  • @Caronte
    Poco tiene que ver que sea Judio . . . ( yo no lo soy ) pero boludeces hablamos todos . . . sinó fijate lo que has escrito. El problema de este señor Friedman, es que es republicano anti -estado y que se caguen los pobres del mundo



  • Tranquilo muchachos, debatamos en paz....


Log in to reply
 

30
Online

256
Users

215
Topics

3.8k
Posts