Desarrollo Aeroespacial Argentino



  • Entró en vigor el protocolo entre Argentina y Rusia sobre cooperación en la exploración y utilización del espacio ultraterrestre. Permite el ingreso y egreso de materiales y equipos de esa índole

    PUBLICACIÓN BOLETÍN OFICIAL LEY Nº 24.080

    INSTRUMENTOS BILATERALES QUE NO REQUIRIERON APROBACIÓN LEGISLATIVA PARA SU ENTRADA EN VIGOR

    PROTOCOLO ENTRE EL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA ARGENTINA Y EL GOBIERNO DE LA FEDERACIÓN DE RUSIA SOBRE COOPERACIÓN EN EL CAMPO DE LA EXPLORACIÓN Y UTILIZACIÓN DEL ESPACIO ULTRATERRESTRE CON FINES PACÍFICOS.

    Firma: Buenos Aires, 8 de octubre de 2019.
    Vigor: 21 de diciembre de 2020.

    https://www.boletinoficial.gob.ar/detalleAviso/primera/239522/20210104



  • https://agendarweb.com.ar/2021/01/25/cooperacion-espacial-con-rusia-otro-acuerdo-mas/

    Cooperación espacial con Rusia: otro acuerdo más
    25 enero 2021, 05:40

    El acuerdo entre la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y Roscosmos, de Rusia, firmado en octubre de 2019 plantea, entre otras cosas, instalar una estación del sistema de navegación ruso Glonass en la Argentina. El Glonass es muy parecido al GPS, Global Positioning System, muy usado entre nosotros, que fue desarrollado e instalado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

    Este acuerdo fue redescubierto ahora en algunos medios, y provocó un miniescándalo. Algún inevitable bobo llegó a decir que estamos otorgando territorio en contraparte de la entrega de vacunas rusas Sputnik V. Estamos en un año electoral…

    Se omite decir que ya hay otras 4 estaciones similares en Brasil, como en otros países del mundo, y como también las tiene EEUU para su sistema. No puede ser de otra forma: Glonass usa 31 satélites que necesitan antenas terrestres que les den telemetría, comando, comunicaciones y control (TC3) constantes y repartidos por todo todo el planeta, incluido el Hemisferio Sur. Es un sistema global, como el GPS.

    En AgendAR reproducimos esta nota publicada el 9 de octubre de 2019, que describe los alcances de este acuerdo, que van mucho más lejos -en ciencia y en distancia a la Tierra- del sistema Glonass. Este convenio da continuidad a otros, que parten del tratado de cooperación entre ambos países firmado en 1990 por el ex presidente Menem con la entonces llamada Unión Soviética.

    ooooo

    La agencia argentina CONAE y Roscosmos de Rusia firman un protocolo sobre Cooperación en el Campo de la Exploración y Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos. GNSS, Acceso al Espacio y vuelos tripulados entre los principales puntos.

    El Ing. Raúl Kulichevsky, Director Ejecutivo y Técnico de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, y Mikhail Khailov, Director General Adjunto de la Corporación Estatal ROSCOSMOS, suscribieron el 8 de octubre en el Palacio San Martín el «Protocolo entre el Gobierno de la Federación de Rusia y el Gobierno de la República Argentina sobre Cooperación en el Campo de la Exploración y Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos».

    Este Protocolo le permitirá a la Argentina, según el comunicado de la Cancillería, expandir las áreas de cooperación en usos pacíficos del espacio ultraterrestre con uno de los líderes globales en esta materia. En particular, el documento prevé avanzar en cooperación en áreas como navegación satelital, misiones espaciales tripuladas y tecnología de lanzadores de satélites, y facilitará el acceso a sistemas y tecnologías de avanzada para el sector espacial argentino.
    26b24fc2-28d8-4af3-8d49-4d23dc0ef447-image.png

    Argentina había firmado un acuerdo con la Unión Soviética en el año 1990, el cual mantenía vigencia con la Federación Rusa. El nuevo protocolo, informaron las agencias, mejora las condiciones que hasta ahora regían en base a un acuerdo firmado con la disuelta URSS.

    Sistema Glonass:

    En relación a la actividad de Roskosmos en América Latina, Khailov señaló: «Tenemos un marco jurídico con Chile, trabajamos bien con Cuba, Nicaragua, negociamos con Brasil. En Brasil, tenemos cuatro estaciones Glonass y una instalación de monitoreo de desechos espaciales. Este tema es relevante para todo el mundo».

    CONAE lleva adelante conversaciones desde hace varios años con sus pares de Rusia para instalar en la Argentina estaciones del Sistema Global de Navegación por Satélites (GNSS) Glonass.

    Operado por el Ministerio de Defensa de Rusia, el sistema Glonass se encuentra operativo desde el año 1996. Glonass está integrado actualmente por 31 satélites en la órbita media de la Tierra. El 27 de mayo de 2019 fue realizado el lanzamiento más reciente para actualización del sistema GNSS ruso.

    En junio de 2019 Stanislav Makarchuk de CONAE decía a Sputnik News: “para funcionar bien el sistema global de navegación precisa del apoyo a través de estaciones terrestres instaladas alrededor del mundo, y nosotros pensamos que es una posibilidad para contribuir al sistema Glonass instalando en Argentina una o varias estaciones para monitoreo y control diferencial del sistema”

    Acceso al Espacio
    Argentina cuenta actualmente con un proyecto de desarrollo para acceso al Espacio autónomo para cargas útiles livianas denominado ISCUL (Inyector Satelital para Cargas Útiles Livianas). A través de la empresa de capitales estatales VENG S.A la agencia espacial Argentina desarrolla el en el marco del proyecto ISCUL el vehículo orbital Tronador de dos etapas con capacidad de orbitas hasta 300kg de carga útil.

    El proyecto, luego de un conjunto de ensayos parcialmente exitosos, se encuentra paralizado por falta de financiamiento. Según la propuesta de Presupuesto para el año 2020 que el poder ejecutivo elevó al Congreso Nacional, el año próximo el proyecto dispondrá de aproximadamente USD 8,7 millones. Este, aunque muy superior al de los últimos tres años, sería insuficiente para que Veng avance en el desarrollo del proyecto con miras a un primer lanzamiento en los próximos años.

    Según fuentes de CONAE, una de las mayores dificultades que encuentra Veng en el desarrollo del vehículo Tronador es el desarrollo de los motores para la primera etapa. Esta tecnología podría ser provista por Rusia y, de esta manera, acelerar el cronograma y reducir los costos de desarrollo. Esta idea fue incluso planteada públicamente por el Presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, en el marco de la visita de su par argentino Mauricio Macri a principios de 2018. “Rusia y Argentina mantienen cooperación en la explotación pacífica del espacio ultraterrestre así como en el ámbito de la teledetección, la navegación por satélite, entre otros. Roscosmos podría suministrar algunos motores para cohetes que son muy eficientes y se suministran a muchos países del mundo, incluso los Estados Unidos a pesar de todas las limitaciones que conocemos”, dijo Putin junto al Presidente argentino.

    Semanas después, una delegación de la compañía rusa NPO Energomash visitó la Argentina y mantuvo reuniones para avanzar en el uso de motores rusos en los cohetes argentinos.

    Acuerdo con la URSS

    En octubre del año 1990 la Argentina firmó en Moscú con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) acuerdos internacionales de cooperación sobre el uso pacífico de la energía atómica, el uso indebido, la producción y el tráfico de estupefacientes y el uso del Espacio Ultraterrestre con fines pacíficos.

    Los acuerdos se firmaron en el marco de la visita del entonces Presidente Carlos Menem a la URSS, siendo Mijail Gorbachov Jefe de Estado de la Unión Soviética. En diciembre de 1991 Gorbachov dimitió entregando los poderes de estado al presidente de la Federación Rusa, disolviendo de esta manera la Unión Soviética.

    El acuerdo para promover la cooperación entre ambos estados en el campo de la investigación y el uso del espacio ultraterrestre con fines pacífico con la Unión Soviética establecía llevar adelante las siguientes actividades:

    Realizar experimentos de tecnología espacial utilizando objetos espaciales soviéticos y la estación tripulada soviética.
    Realizar estudios sobre los recursos minerales y los océanos de la Tierra.
    Realizar investigaciones sobre la física de las comunicaciones, la física solar, radioastronomía y observación de la Tierra con satélites.
    Las actividades, según el acuerdo, podían realizarse de las siguientes formas:

    Intercambio de científicos y especialistas.
    Intercambio de experiencias, información y material científico.
    Construcción de objetos espaciales, instalaciones y equipamiento terrestre y lanzamiento de satélites.
    Realización de simposios y conferencias.
    El acuerdo, con un plazo de 10 años de duración y renovación automática salvo que alguna de las partes quisiera terminarlo, fue firmado por Domingo Cavallo, Canciller de la Argentina en ese momento.

    ooooo

    **El ruido sobre la estación en Argentina del Glonass, muestra que periodistas, alguna vez agudos, dicen tonterías en el marco de la campaña. Glonass, la red GPS rusa, no da la geolocalización de nadie en Argentina, salvo que tenga Glonass en su celular o vehículo; algo exclusivo de diplomáticos y/o empresarios rusos con celulares rusos.

    La estación, como la china de Bajada del Agrio, Neuquén, sirve básicamente para TC3, comunicación, comando y control de la flota satelital, en este caso, rusa. EEUU tiene la suya, también en Neuquén. Las estaciones de TC3 australes son pocas, dado que las masas continentales del Hemisferio Sur son de latitud relativamente baja, y ninguna -salvo la Antártida- llega al círculo polar. en cambio, el 70% del territorio ruso está DENTRÓ del círculo polar àrtico. Por ello, el TC3 de muchos de sus satélites de órbitas polares o heliosincrónicas es muy difícil cuando vuelan sobre este hemisferio.

    Permitirles TC3 local es un favor valioso, pero también habitual entre países espaciales de toda laya política, y además recíproco. Si no tenemos una estación de TC3 en Alaska, Siberia o Manchuria es porque no tenemos suficientes satélites ni presupuesto, no por negativa de EEUU, Rusia o China.

    Las flotas de todas estas potencias incluyen satélites de observación de la superficie terrestre, en los que la diferencia entre ciencia y espionaje comercial y militar es más bien conjetural.

    En cuanto al uso de una base de TC3 para lanzamientos, el periodista ignora la diferencia entre antenas y cohetes. Los rusos tienen un excelente territorio para lanzamientos a órbitas polares u otras muy oblicuas y de alta excentricidad, como las Molniya. Y para órbitas ecuatoriales, alquilan todo un sector del espaciopuerto francés en Guyana. Creer que vienen aquí a lanzar cohetes es hablar al ídem.**



  • No veo la realación entre este acuerdo y lo firmado por el Carlos riojano en 1990 con la URSS. Que dudo mucho que esté en vigor, dado que la URSS era otro estado distinto de Rusia. Y fue ese mismo presidente el que desmanteló toda la actividad aerospacial del país, comenzando por el misil Cóndor.



  • @Darwin Creo que la relacion que quiere hacer notar, es que Argentina y Rusia (en ese entonces URSS) vienen con este tipo de acuerdos hace mas de 30 años. De cierta forma quitándole el dramatismo que Marcelo Longobardi sugiere en su nota, prácticamente nos invaden los comunistas.



  • Yo no se porque hay que poner tanta vaselina cada vez que se toca el tema de colaboración, acuerdos, intercambios, negocios, etc....con los Chinos o los Rusos. Los cipayos, gorilas con mentes colonizadas, no los vamos a convencer y siempre encontraran los argumentos para criticar y más aún aquellos que operan dentro del país para los intereses de EEUU. Así que si tiene que llover que llueva y ya veremos si abrimos el paragua, pero esto de estar todo el día bajo el sol con el paragua abierto es una idiotez.



  • @Fenix Totalmente de acuerdo. Ese periodista ya sabemos para quiénes opera, hasta tiene un programa en la CNN. Todo dicho



  • Hace algún tiempo atrás (3 o 4 meses), había leído que se intentaba recuperar (desde el Min. de Ciencia y Tecnología) la vuelta a los programas de lanzamientos de Punta Indio, en el programa "Acceso al Espacio".
    Creo que el ministro Roberto Salvarezza, en esos meses a finales del 2020, había confirmado que se iba a recuperar la actividad, allí...Claro, habría que ver si aquello no son hoy solo fierros oxidados, luego de quedar todo abandonado en el 2016 por parte del Gobierno de Macri.
    Y aunque se puede llegar a acuerdos con EE.UU. Rusia o China, la necesidad de tener autonomía e independencia, quedó en evidencia luego del lanzamiento del satélite SAOCOM 1B desde una base de EE.UU...



  • @Teodofredo dijo en Desarrollo Aeroespacial Argentino:

    Hace algún tiempo atrás (3 o 4 meses), había leído que se intentaba recuperar (desde el Min. de Ciencia y Tecnología) la vuelta a los programas de lanzamientos de Punta Indio, en el programa "Acceso al Espacio".
    Creo que el ministro Roberto Salvarezza, en esos meses a finales del 2020, había confirmado que se iba a recuperar la actividad, allí...Claro, habría que ver si aquello no son hoy solo fierros oxidados, luego de quedar todo abandonado en el 2016 por parte del Gobierno de Macri.
    ...

    Le falto releer algunos post

    Lanzamiento del vehículo experimental Vex-5A del proyecto de lanzador satelital de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) - Abril/2017
    alt text

    Esta prueba lamentablemente tuvo un fallo de lanzamiento y el vector cayo y exploto dañando las instalaciones.



  • Hubo una drástica reducción de fondos y una reformulación de obetivos más modestos y a más largo plazo. Se va a partir de ahí, la intención es esa leí en algunas notas a los actuales responsables cuando asumieron, para que esos objetivos de mínima tengan sustento presupuestario.



  • Reactivación espacial
    El Gobierno apuesta a la reactivación del centro espacial de Punta Indio y del programa de lanzadores satelitales. La CONAE, que trabaja en un nuevo programa espacial, contará durante 2021 con un presupuesto de 7458 millones de pesos, mientras que este año había sido de solo 3748 millones de pesos. Según el ministro de Ciencia, Roberto Salvarezza, la Argentina tiene capacidades para generar una industria de acceso al espacio.

    Por Matías Alonso
    Agencia TSS – El fin de semana pasado, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCYT), Roberto Salvarezza, visitó las instalaciones del Centro Espacial de Punta Indio, donde se están reactivando las actividades relacionadas con el lanzador satelital. El programa, bautizado como Inyector Satelital de Cargas Útiles Livianas (ISCUL), incluye a los lanzadores VLE, Tronador II y Tronador III. El Vehículo Lanzador Espacial podrá llevar ochenta kilos de carga hasta 300 kilómetros de altura, el Tronador II unos 250 kilogramos hasta los 600 kilómetros, y el Tronador III hasta 1000 kilogramos a esa misma altura.

    “Este programa vuelve a estar en funcionamiento después de que el presidente Macri, en el año 2019, decidiera que quedaba eliminado y dijera que VENG, que es la ejecutora del plan de acceso al espacio, debía dedicarse a vender las imágenes del SAOCOM”, le dijo Salvarezza a TSS.

    Para llevar a cabo la reactivación de estos proyectos, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), de quién depende la iniciativa, contará durante 2021 con un presupuesto de 7458 millones de pesos. El presupuesto de este año había sido de 3748 millones y de 1962 millones de pesos en el año 2019.

    El centro espacial, que funciona en la exfábrica de cemento Cocemar, tiene instalaciones con herramientas de tecnología muy importantes, entre ellas una soldadora de aluminio en frío que es única en el país y en América Latina, solo Embraer tiene una similar en Brasil. Salvarezza dijo a TSS: “Fuimos a Capetinas, que es el área donde está la base de lanzamiento y la prueba de motores, donde hace cuatro años que solo se hace un mantenimiento mínimo y hay que trabajar ahí fuertemente”.
    Consultado por TSS en cuanto a si existe la necesidad de contar con un lanzador propio cuando a nivel internacional hay cada vez más competencia, Salvarezza argumentó sobre los condicionamientos que surgen cuando se depende de la infraestructura de otro país: “Con el lanzamiento del SAOCOM 1B tuvimos dificultades no solo por la pandemia. Hubo que hacer retornar la misión en marzo porque Estados Unidos sufrió una ola de contagios muy fuerte y la misión tuvo que retornar de Cabo Cañaveral, de Space X, que es la empresa que iba a poner el satélite en órbita. Pero después, cuando acordamos con la empresa para realizar el lanzamiento para fines de julio y mandamos nuestra misión, tuvimos la sorpresa de que, como toda la zona de Cabo Cañaveral está bajo la órbita de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, el satélite no se podía lanzar hasta que nos dieran la autorización porque primero tenían que lanzar un satélite militar de ellos. Entonces, nuestro satélite quedó en espera otro mes a disposición de lo que la Fuerza Aérea decidiera”, explicó.

    Hoy, la Argentina no cuenta con un Plan Espacial Nacional activo. El Plan Espacial 2004-2015 ya es historia y el Plan Espacial 2016-2027 fue aprobado por el directorio de CONAE y presentado al Poder Ejecutivo Nacional, pero nunca se instrumentó y desde entonces se trató del primer período, desde 1995, en el que el país no cuenta con un plan espacial formalmente aprobado. Actualmente, la CONAE está trabajando en la elaboración de uno nuevo.
    https://aviacionargentina.net/topic/81/desarrollo-aeroespacial-argentino/71


Log in to reply
 

23
Online

450
Users

346
Topics

11.1k
Posts