Group Details Private

Global Moderators

Forum wide moderators

  • RE: Accidentes aéreos en Argentina

    Un mecánico fue aplastado por un avión en el Aeropuerto de Morón

    alt text

    El hecho ocurrió cuando el tren de aterrizaje delantero de la nave Metroliner III matrícula LV-VDJ colapsó y cayó sobre el técnico que se encontraba revisando una falla en una de las ruedas. Otros dos operarios que estaban trabajando a su lado resultaron ilesos.

    Incidente en el aeropuerto de Morón con avión Fairchild Swearingen SA227-AC Metro III LV-VJD de Aerosistema 2000. Colapsó tren delantero mientras era revisado, un mecánico herido. @HANGARX @aviacionline @ pic.twitter.com/sJk207bA5I

    — Edgardo A Martinez (@edadmartinez) January 26, 2022
    Desde la empresa informaron a LA NACION que el mecánico fue trasladado en una ambulancia a un centro de salud de Morón. Agregaron que tiene “cuatro costillas fracturadas” y que está “fuera de peligro”. Sin embargo, fuentes del sector aeronáutico contradijeron esa versión y precisaron a este medio que el mecánico tiene un pulmón comprometido y que en las próximas horas será trasladado al Centro Integral Médico Fitz Roy del barrio porteño de Villa Crespo. “Tiene costillas y una de sus clavículas fracturadas; y un pulmón comprometido, motivo por el que debió ser sedado”, dijeron.

    Fuentes del Ministerio de Defensa de la Nación precisaron que el accidente sucedió “en el sector civil del aeropuerto”. Las causas del hecho están en proceso de investigación, aunque desde el sector gremial aeronáutico explicaron que podría tratarse de una “falla de coordinación” en el trabajo la que generó que el tren delantero se precipitara sobre el técnico.

    La firma 2000 Aerosistema acumula varios accidentes con aeronaves de su propiedad. En noviembre de 2020 el mismo avión protagonizó un incidente en el aeropuerto de Mendoza cuando sufrió desperfecto mecánico en el tren de aterrizaje, en la zona trasera derecha. En aquella ocasión no hubo que lamentar heridos ni daños de gravedad. Antes, en mayo del mismo año, la cola de un avión privado que estaba en el Aeropuerto Internacional de San Fernando explotó mientras se le realizaba una carga de oxígeno previa al despegue.

    https://www.lanacion.com.ar/sociedad/un-mecanico-fue-aplastado-por-un-avion-en-el-aeropuerto-de-moron-nid26012022/

    posted in Aviación Comercial Argentina
  • RE: Noticias de Turquía

    Según la prensa turca, EEUU está tratando de convertir a Turquía en una "segunda Ucrania" para enfrentarse a Rusia

    alt text

    El enfrentamiento entre Estados Unidos y Rusia, complicado por la situación en torno a Ucrania, podría desembocar en una guerra que afectaría también al Mar Negro. La tarea de Estados Unidos es involucrar a tantos países como sea posible en la confrontación con Rusia, incluida Turquía, escribe el autor de un artículo para la edición turca de Yeni Şafak.

    Estados Unidos utiliza a Ucrania como un "país de fachada" para enfrentarse a Rusia, y es en esta capacidad que Occidente lo necesita. Al declarar la amenaza de una invasión rusa, Estados Unidos está implementando su propio escenario de contener a Rusia, tratando de atraer a otros países. Los estadounidenses no van a defender a Ucrania a toda costa, y en algún momento simplemente la abandonarán, como han abandonado antes a sus otros "aliados". En lugar de Ucrania, se elegirá otro país, que servirá de trampolín para la lucha contra los rusos. En esta capacidad, Washington considera a Turquía.

    La confrontación con Rusia significa la confrontación en el Mar Negro y su transformación en el Mediterráneo Oriental. Si Estados Unidos y la OTAN se afianzan en el Mar Negro, nunca volverán a salir. Esto golpeará duramente a Rusia, debilitando su posición. Parecería que tal situación está en manos de Turquía, pero incluso a mediano plazo, tal resultado es desastroso para Ankara. El caso es que Estados Unidos intentará hacer de Turquía una segunda Ucrania, usándola contra Rusia.

    Los estadounidenses no necesitan una Turquía fuerte, que también tiene buenas relaciones con Rusia. El autor recuerda que cuando comenzó la guerra en Siria, Estados Unidos ya intentó unir a Ankara y Moscú, pero fracasó, a pesar de una serie de provocaciones. Ahora Washington está tratando de hacer algo similar, pero ya en el Mar Negro, ya que Ucrania no podrá detener a Rusia y Turquía sí. Si Estados Unidos tiene éxito, entonces una guerra turco-rusa es inevitable, pero los ganadores serán Estados Unidos.

    En este contexto, el autor sugiere que Turquía abogue por una resolución pacífica de la crisis en Ucrania y para evitar la guerra, Estados Unidos y Europa de ninguna manera deberían establecerse en el Mar Negro. Estados Unidos está tratando de llevar a Turquía a una guerra con Rusia, pero Ankara no necesita esto, es extremadamente importante mantener las relaciones ruso-turcas, resume el autor.

    .

    Titulo original
    ¿Se extenderá la fiebre de Ucrania a Turquía?
    https://www.yenisafak.com/yazarlar/mehmet-acet/ukrayna-atesi-turkiyeye-de-sicrar-mi-2061815

    posted in Discusiones Generales
  • RE: Noticias de Israel

    La red de espionaje iraní utiliza Facebook para operar en Israel

    “Vemos interminables esfuerzos e intentos por parte del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria iraní para reclutar ciudadanos israelíes”, dijo el primer ministro Bennett.

    alt text
    Foto de perfil de las redes sociales de “Rambod Namdar”. Foto difundida por ISA

    Según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, un hombre que se presentó con el nombre de Rambod Namdar se acercó a mujeres en Facebook y afirmó ser un hombre judío que residía en Irán.

    A pedido del operativo, la interacción continuó a través de WhatsApp. “Rambod” evitó revelar su rostro en los chats de video que mantuvo con las mujeres, alegando que su cámara no funcionaba. Una de las mujeres investigadas sospechaba que "Rambod" actuaba en nombre de los servicios de inteligencia iraníes, pero mantuvo contacto con él durante varios años.

    Realizó varias asignaciones solicitadas por “Rambod”, como fotografiar de forma encubierta la embajada de los EE. UU., así como los interiores de varios edificios gubernamentales, proporcionar información sobre los arreglos de seguridad de un centro comercial local y recopilar información de inteligencia sobre altos funcionarios en el establecimiento de seguridad israelí.

    Otra mujer ahora detenida estuvo en contacto con "Rambod" durante más de cuatro años, durante los cuales realizó varias tareas para él y recibió una suma acumulada de alrededor de $ 5,000. Entre sus asignaciones: tratar de guiar a su hijo para que sirva en la Dirección de Inteligencia de las FDI; establecer un club para expatriados iraníes y transferir información personal y fotos de los miembros; fotografiar las urnas electorales; acercarse a una mujer miembro del parlamento israelí, y más.

    “La inteligencia iraní utiliza mucho Internet y recientemente hemos visto un aumento en la cantidad de enfoques similares a los ciudadanos israelíes. Esto se hace con el fin de recopilar información que pueda ayudar a Irán en su lucha contra Israel; hacer que la gente lleve a cabo diversas tareas e incluso atraer a israelíes para que viajen al extranjero con la intención de hacerles daño”.

    https://www.israeldefense.co.il/en/node/53360

    posted in Discusiones Generales
  • RE: Noticias OTAN

    Con el fortalecimiento de Rusia en Ucrania, la OTAN se enfrenta a una crisis de coherencia existencial

    Mientras los miembros del Báltico prometen armas, los gigantes europeos Francia y Alemania permanecen en un segundo plano.

    alt text

    Con el presidente ruso Vladimir Putin llamando a la puerta de Ucrania, los jefes de Estado de la OTAN "subrayaron la importancia de la unidad" en una reciente llamada telefónica. Pero Joshua Huminski, del Mike Rogers Center for Intelligence & Global Affairs, argumenta en el siguiente artículo de opinión que sus acciones demuestran que la amenaza a Ucrania ha puesto de manifiesto fisuras en la alianza que no podrían haber llegado en peor momento.

    La crisis fabricada por Rusia en Ucrania es una prueba de la arquitectura de seguridad de Europa como cualquier otra cosa. Desgraciadamente, esta crisis está poniendo de manifiesto el hecho de que, si bien las naciones de la OTAN pueden mantenerse firmes en la idea de la defensa colectiva de los territorios miembros, tratar de organizar la alianza como un cuerpo político unificado es casi imposible.

    Hasta la fecha, la alianza de la OTAN facilitaba la cooperación y la integración, los ejercicios conjuntos y las rotaciones de unidades, entre otras cosas, pero gran parte de la fuerza de la alianza era y sigue siendo en gran medida implícita. Moscú ha hecho movimientos que pusieron a prueba la determinación de los aliados, primero con la invasión de Georgia de 2008 y luego con la anexión de Crimea en 2014.

    Aunque el enfoque de la alianza pasó de las operaciones en terceros países, como la misión en Afganistán tras el 11-S, a la defensa colectiva tras la invasión rusa de Ucrania, hasta ahora no se había enfrentado realmente a una crisis existencial de confianza y coherencia. Y aunque Ucrania no sea un miembro de la OTAN, la forma en que la alianza responda en este caso tendrá efectos en cadena tanto para la credibilidad a largo plazo de la alianza como para la confianza en el compromiso de Estados Unidos con sus asociaciones en otros ámbitos.

    Al movilizarse a lo largo de la frontera ucraniana, el Presidente ruso Vladimir Putin está desafiando una respuesta política colectiva de las naciones de la OTAN a una crisis fuera de sus fronteras - y hasta ahora, la OTAN se encuentra en falta. En cambio, lo que ha surgido es un mosaico de intereses de seguridad individuales, que deja al descubierto las fallas dentro de la alianza.

    En el lado positivo, está la disposición del Reino Unido a transferir municiones guiadas antitanque (ATGM) a Ucrania y la autorización de Estados Unidos para que Letonia, Lituania y Estonia transfieran a Kiev municiones de fabricación estadounidense. Estonia también está proporcionando un hospital de campaña y apoyo de ciberdefensa a Ucrania; el hecho de que los países bálticos hayan apoyado activamente a Ucrania no debería sorprender, ya que representan la primera línea de la frontera oriental de la alianza con Rusia.

    Sin embargo, Alemania y Francia -dos de los países más grandes e importantes de Europa, socios clave de la alianza de la OTAN y algunos de los mayores exportadores de armas del mundo- están demostrando que no están dispuestos a prestar apoyo. De hecho, Alemania está impidiendo activamente que la ayuda llegue a Kiev, bloqueando a Estonia la transferencia de proyectiles de artillería D-30 de fabricación alemana a Ucrania. Annalena Baerbock, ministra de Asuntos Exteriores de Alemania, dijo: "Nuestra posición restrictiva es bien conocida y tiene sus raíces en la historia". Sin duda, Alemania tiene sus razones culturales e históricas para no apoyar la actual ayuda a Ucrania, pero esa recalcitrancia está socavando la unidad de la OTAN.

    Por su parte, la defensa por parte de Francia de una política separada entre la UE y Rusia está socavando aún más la apariencia y la realidad de la unidad de la OTAN, lo que no es la primera vez que se acusa a Francia de este esfuerzo. Dado que París preside la UE, este apoyo no es sorprendente, pero es terriblemente erróneo en la crisis actual. En un discurso ante el Parlamento Europeo, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo: "Es bueno que los europeos y Estados Unidos se coordinen, pero es necesario que los europeos lleven a cabo su propio diálogo."

    https://breakingdefense.com
    https://desarrollodefensaytecnologiabelica.blogspot.com/

    posted in Temas de Defensa Generales
  • RE: Fuerza Aérea de Turquía

    La posición de Turquía es un dolor de cabeza, no se sabe dónde están parados, van y vienen a cada rato.

    posted in Fuerzas Aéreas del Mundo
  • RE: Fuerza Aérea de Turquía

    Turquía reanuda negociaciones con EEUU por el F-35

    alt text

    Turquía y Estados Unidos están a punto de reanudar las negociaciones sobre los aviones de combate de quinta generación Lockheed Martin F-35.

    Se espera que las conversaciones comiencen a fines de enero o principios de febrero de 2021, con una delegación turca viajando a Washington para discutir el tema.

    La noticia fue confirmada por el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, en una entrevista con el diario turco Milliyet.

    “Con respecto a los F-35, dijimos: ‘Hemos pagado tanto, ¿cómo nos van a compensar?’ Dijeron que nos entendían. Acordamos una segunda reunión en los Estados Unidos a fines de enero, principios de febrero. Una delegación viajará a Estados Unidos en los próximos días. Seis F-35 fabricados para Turquía en un hangar. Estamos discutiendo lo que va a pasar con ellos. Entonces, las discusiones sobre el F-16 y el F-35 continúan”, dijo Akar.

    Turquía solicitó 40 nuevos aviones de combate F-16 Block 70 y 80 kits de conversión para modernizar sus viejos F-16 de estándares más antiguos poco después de que fracasara el acuerdo con el F-35.

    aerotime

    posted in Fuerzas Aéreas del Mundo
  • RE: Datos de la economía argentina

    10 expresidentes de América Latina pidieron al FMI que se haga responsable por el préstamo a Macri

    alt text

    El documento al que accedió Télam lleva la firma del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil), el exjefe del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero (España), Evo Morales (Bolivia), Ernesto Samper (Colombia), Dilma Rousseff (Brasil), Rafael Correa (Ecuador), Manuel Zelaya (Honduras) y Leonel Fernández (República Dominicana).También fue suscripto por dirigentes de la región como Celso Amorim (Brasil); la senadora Lucía Topolansky (Uruguay); el ministro de Defensa, Jorge Taiana; el coordinador del Grupo Puebla, Marco Enríquez Ominami (Chile); el actual embajador de Bolivia en la ONU, Diego Pary; y los excancilleres Ricardo Patiño (Ecuador) y Jorge Lara Castro (Paraguay), entre otros.

    https://www.perfil.com/noticias/politica/10-expresidentes-america-latina-pidieron-fmi-asuma-responsabilidad-por-prestamo-mauricio-macri.phtml

    posted in Discusiones Generales
  • RE: El conflicto de Donbass

    Es OT, pero no queria dejar pasar esta nota del diario El País, a modo de reflexión...
    Y nuevamnte, como en Irak, Siria o Libia, (como en Vietnam, como en Yugoslavia) con el tiempo se empieza a conocer la verdad (la auténtica realidad) y por lo tanto a comparar la cantidad de mentiras y "pescado podrido" que nos venden los medios...Ahora una vez terminada la intervención de la OTAN en Afganistan, empieza a apacer toda la basura a flote en la superficie....y otra vez la reflexión de que "OTRA VEZ" nos vendieron "pescado podrido"

    Las mentiras de la guerra de Afganistán al descubierto

    El periodista Craig Whitlock destapa cómo Estados Unidos ocultó durante dos décadas la verdad sobre su campaña en el país centroasiático, a partir de centenares de entrevistas confidenciales con altos cargos militares

    ELPAÍS - Craig Whitlock, The Washington.post

    Las mentiras comenzaron pronto. Dos semanas después del 11-S, un periodista preguntó a Donald Rumsfeld en el Pentágono si contemplaba difundir falsedades en los medios sobre las operaciones militares de la recién iniciada campaña de Afganistán con el propósito de confundir al enemigo. El viejo halcón, secretario de Defensa con Gerald Ford y con Bush hijo, citó a Churchill (“En la guerra, la verdad es tan preciosa, que siempre hay que protegerla con un cortejo de mentiras”), desenfundó una de sus irónicas sonrisas y disparó: “La respuesta es no. No puedo imaginar que eso suceda”.

    Pero sucedió. Y no solo esa vez. Aquella fue la primera piedra de un edificio de embustes construido durante casi 20 años. Un edificio que alcanzó una de sus cotas más altas a finales de 2014, cuando Barack Obama, sabiendo que no era verdad, declaró: “Nuestra misión de combate en Afganistán está terminando, y la guerra más larga de la historia estadounidense se acerca a un final responsable”. Ese final se hizo esperar en realidad seis años y ocho meses. Y muy pocos calificarían de “responsable” la caótica retirada en agosto pasado ordenada por Joe Biden, una decisión de devastadoras consecuencias para el país centroasiático. Controlado por los talibanes, que han cercenado los derechos de las mujeres, Afganistán se asoma este invierno al vértigo de la hambruna.

    El 31 de agosto de 2021, fecha límite para la retirada, Craig Whitlock publicó Los papeles de Afganistán. Historia secreta de la guerra (que pone a la venta este miércoles Crítica en español, con traducción de Àlex Guàrdia y Héctor Piquer), un libro que desenmascara esas dos décadas de falacias. El grueso de sus revelaciones había aparecido en 2019 en The Washington Post, el diario para el que este reportero de 53 años trabaja como periodista de investigación. Whitlock accedió a más de dos mil páginas de entrevistas llevadas a cabo bajo el radar con 428 personas que desempeñaron un papel directo en la guerra y que hablaban abiertamente a su regreso del frente. Las transcripciones, documentos públicos no accesibles al público, demostraban lo que muchos, él también, ya sospechaban: que presidentes y altos funcionarios de la Casa Blanca y el Pentágono de tres administraciones se dedicaron a tergiversar, dar falsas esperanzas y disimular los reveses militares. Que coroneles y embajadores se conjuraron para encubrir las malas noticias. Y que pronto la mentira se hizo tan grande que nadie se atrevió a desandar su camino. También, que para entonces, la opinión pública estadounidense, que había apoyado casi unánimemente la decisión de ir a la guerra entre los restos aún humeantes de las Torres Gemelas, ya no estaba prestando atención, harta de conflictos en lugares que ni siquiera sabía situar en el mapa.

    “El pecado original fue entrar en Afganistán sin un plan claro sobre cómo salir”, explicó Whitlock el viernes en un café de Silver Spring, en el Estado de Maryland, en la práctica, un suburbio residencial de la ciudad de Washington. “Siempre se mostraron vagos sobre lo que pretendían. Si se trataba de acabar con Al Qaeda, bastaron seis meses para que Estados Unidos asesinara o echara a sus líderes del país, incluido Bin Laden, que huyó a Pakistán. En aquel momento el enemigo ya había cambiado: eran los talibanes y otros insurgentes, esa gente a la que no sabíamos muy bien cómo nombrar pero que disparaba a nuestros soldados. ¿Se trataba entonces de acabar con los talibanes? ¿O de fortalecer el Gobierno afgano y de fomentar la democracia? Decían que nos quedaríamos hasta estar seguros de que nunca habría otro ataque como el del 11-S. Así que Bush, Obama y Trump (que llegó convencido de sacar a las tropas) vivían en el temor a equivocarse: ¿Y si ordenaban la retirada y después se producía un ataque?”. Así se cocinó la receta para una guerra sin fin.

    Las entrevistas de Los papeles de Afganistán pertenecían al Proyecto Lessons Learned (Lecciones aprendidas), iniciativa de una opaca agencia federal para tratar de entender en qué momento se torció todo. Whitlock, que llevaba en el Post la cartera de defensa, recibió en 2016 de una fuente la pista de que un organismo llamado Oficina del Inspector General para la Reconstrucción de Afganistán había interrogado in extenso a Michael Flynn, que comandó la inteligencia militar de Estados Unidos y la OTAN en el país centroasiático. Dado que Flynn sonaba como uno de los hombres fuertes del nuevo gabinete de Donald Trump (fue su primer y efímero consejero de Seguridad Nacional), el periodista pensó que sería interesante conocer sus opiniones sin filtros sobre un conflicto que, 15 años después, había batido ya las marcas de un país belicoso. Pidió acceso a esa entrevista. Y se lo prometieron, porque, después de todo, no era material clasificado. Luego se echaron atrás. Ese cambio de idea hizo que Whitlock sospechara que bajo la punta de Flynn se escondía un iceberg de información sensible. Ahí comenzó una cruzada legal, que incluyó dos demandas amparadas en la Ley de Libertad de Información, para acceder a esos papeles.

    alt text

    Cuando finalmente pudo bucear en ellos, comparó lo que aquellos con responsabilidad habían dicho en público, muchas veces en presencia de reporteros como él, en Washington o sobre el terreno, con cómo lo contaron a la grabadora de Lessons Learned. Descubrió a generales de tres estrellas confesando que “al principio no había ningún plan de campaña” o a las autoridades negando que el vicepresidente Dick Cheney fuera objeto en 2007 de un fallido ataque suicida en la base aérea de Bagram, pese a que contaban con evidencias de lo contrario. Había voces que pusieron pronto en duda la viabilidad de crear un Gobierno democrático en Afganistán y hasta un diplomático, Robert Finn, embajador en Kabul entre 2002 y 2003, que advirtió sobre lo imposible del plan de resolver aquella misión “en uno o dos años”. “Yo les dije que tendríamos suerte si salíamos en veinte”.

    Para Whitlock, el valor de esos documentos está “en que los protagonistas hablaban sin cortapisas, porque sus superiores les habían pedido exactamente eso”. “El programa empezó en 2014, cuando querían pensar que el final de la guerra estaba cerca, así que trataban de ser sinceros sobre lo que pasó, para extraer enseñanzas. Cuando sacamos esos papeles a la luz, la opinión pública supo que los generales a cargo de la guerra no tenían ni idea de lo que estaban haciendo. Y que además les habían mentido sin escrúpulos”, cuenta el periodista, que completó su investigación con entrevistas de historia oral encargadas por estamentos militares, diplomáticos y docentes, así como de cientos de memorandos de la época de Rumsfeld (2001-2006), breves y contundentes documentos que en el Departamento de Defensa conocían con el sobrenombre de “copos de nieve”, por su forma, lenta pero inexorable, de caer sobre las mesas de sus subordinados.

    alt text

    El libro se puede leer también como un compendio de la desfachatez política y militar que no entendió de bandos. “En las primeras semanas de la guerra”, recuerda Whitlock, “Bush dijo: ‘Hemos aprendido nuestras lecciones en Vietnam. No nos vamos a quedar atascados como entonces’. También aseguró que habían estudiado lo que británicos y soviéticos hicieron mal en Afganistán, y que la idea nunca sería ocupar el país con 100.000 soldados”. Esa fue exactamente la cantidad de tropas que acabaría desplegando Obama.

    A la pregunta de cuál de los presidentes lo hizo peor, el reportero no supo escoger: “Todos cometieron errores fundamentales. Bush se equivocó al excluir a los talibanes de la conferencia de Bonn [por el futuro de Afganistán, celebrada en noviembre de 2001] y al dar en 2003 la contienda por ganada demasiado pronto. Pecó de exceso de confianza y después fue difícil desdecirse. Pero embarcarse al mismo tiempo en la guerra de Irak fue seguramente la peor de sus ideas”, opina. “La Administración de Obama, que heredó el desaguisado de su antecesor, erró en su estrategia de alimentar la contrainsurgencia. No quiso ver que a muchos afganos, contrarios a los talibanes, tampoco les gustaba su propio Gobierno, apoyado por los americanos, que consideraban corrupto. Mandó demasiados soldados y gastó muchísimo dinero”. ¿Y Trump? “Él quería retirar las tropas, pero pronto se dio cuenta de que no era fácil y de que no quería ser el presidente que perdiera la guerra, así que dejó un contingente mucho menor. Murieron menos estadounidenses, pero la cosa empeoró para los afganos, porque aumentaron los bombardeos sobre la población”.

    Whitlock también ofrece jugosos detalles sobre el asesinato de Bin Laden en 2011, el presidente Hamid Karzai (“lo pusieron porque les gustaba su inglés y su aire sofisticado, pero pronto se convirtió en un problema que no supieron cómo resolver”), las tiranteces, a veces rayanas en el absurdo, en el seno de la coalición aliada, el compadreo con los señores de la guerra y los mecanismos de la corrupción en el país, que alimentó la política estadounidense de gasto sin control. “Nuestro mayor proyecto, desgraciadamente y sin quererlo, por supuesto, puede que haya sido el desarrollo de la corrupción masiva”, se lamenta un diplomático en una confesión a Lessons Learned. “Nos estaban robando a manos llenas”, dice por su parte Flynn en otra entrevista. Los papeles de Afganistán contiene además sendas antologías del eufemismo (“No estamos perdiendo, pero en algunas zonas estamos ganando más lentamente que en otras”, dijo David McKiernan, el primer general en admitir que la guerra no iba bien, poco antes de ser destituido en 2009) y del disparate, mezcla de imprudencia e ignorancia y fruto de la incomprensión de un país en el que Estados Unidos no contaba con Embajada desde 1989.

    Sirvan dos anécdotas para ilustrarlo. En 2006, alguien creyó que era buena idea regalar con fines propagandísticos miles de balones de fútbol con versículos del Corán impresos, lo que desató airadas protestas: andar a patadas con las palabras sagradas no suele ser buena idea en un país musulmán, escribe Whitlock. En otra ocasión, se diseñó una campaña destinada a mejorar la higiene de los afganos. “Fue un insulto para la gente. Aquí se lavan las manos cinco veces al día para rezar”, explicó a Lessons Learned Tooryalai Wesa, que fue gobernador de la provincia de Kandahar entre 2008 y 2015. “En su entrevista”, añadió Whitlock durante la charla con EL PAÍS, “el general Flynn se tiraba de los pelos recordando el caso de aquel alto mando que aprendió pastún para conseguir que lo destinaran a Afganistán, y, cuatro meses después de lograrlo, lo mandaron a Japón. Es un inmejorable ejemplo de la tiranía de la burocracia, que alentaba la rotación por encima de la especialización sobre el terreno. También ilustra el escaso interés que tenían muchos esos militares en entender el país, no digamos ya en hablar alguna de sus lenguas”.

    Para el reportero, ese desconocimiento aún persiste. Él mismo se pone de ejemplo: no le sorprendió que los talibanes tomaran de nuevo Afganistán cuando Biden, que fue vicepresidente en los años en los que las bajas fueron más onerosas para Estados Unidos, anunció la retirada. Pero nunca pensó que eso sucedería tan rápido, “teniendo en cuenta todo el dinero que Estados Unidos había gastado en formar un ejército afgano [83.000 millones de dólares, más de 70.000 millones de euros, invertidos en la formación de los 300.000 efectivos]”. “La ironía es que Biden coincidía con Trump en su deseo de acabar la guerra”, continúa. “Creo que sabía que no había modo de ganarla. Y acabó creando un terrible caos. Él y sus generales pensaron que los talibanes tardarían unos meses o un año en volver al poder. Que tal vez pactarían con [el presidente Ashraf] Ghani, y que habría tiempo para evacuar a los estadounidenses y sus aliados. Podían haber empezado antes, pero Biden temía que el pánico se adueñara de los afganos. Lo que acabó pasando fue casi peor. ¿Había una manera sencilla de acabar con esa aventura? No, pero seguramente tampoco había una manera más desastrosa”.

    El periodista no duda de que “los talibanes, con toda su brutalidad, controlarán el país durante una temporada, y que Washington debe asumirlo y trabajar a partir de ahí”. “Será un tiempo terrible, sobre todo para las mujeres y las minorías religiosas. Espero que al menos haya una cierta estabilidad. Los afganos están cansados de la guerra; llevan 40 años metidos en ella. Hay conversaciones en marcha sobre cómo evitar una horrible hambruna, y la gran cuestión es cómo sortear el colapso económico. El país lleva demasiado tiempo dependiendo de la ayuda exterior”.

    Whitlock puso punto final a su libro en marzo de 2021. Para la edición en bolsillo piensa añadir un capítulo con lo sucedido desde entonces. Entre tanto, trata con los abogados de The Washington Post de conseguir más papeles de Afganistán, las entrevistas de Lessons Learned posteriores a 2018, aún a sabiendas de que gracias a su empeño los militares estarán respondiendo ahora con mucha mayor cautela.

    https://elpais.com/internacional/2022-01-23/las-mentiras-de-la-guerra-de-afganistan-al-descubierto.html

    posted in Historia de Conflictos Mundiales
  • RE: Aerolíneas Argentinas

    @el_peca dijo en Aerolíneas Argentinas:

    @marcoaurelio Yo no veo al gobierno regulándole nada a Flybondi... de hecho, un organismo del Estado le charteo una aeronave... Dejemos de decir cosas que no son.

    ya lo se...lo dije en forma irónica y un poco en broma, seguramente les alcanaza par comprar 6 o 7 aviones mas, con lo que les ragalan desde las provincias...porque con lo que recaudan de los pasajes de un avión, no pagan siquiera el combustible para un vuelo normal
    (en un 737-800 = 32.000 dólares)
    180 pasajeros a 50 dolares cada billete = 9,000 dolares...
    Los milagros también existen...

    posted in Aviación Comercial Argentina